Pasar al contenido principal

Los 10 momentos más memorables del GP de Hungría Fórmula 1

La de cosas a-lu-ci-nan-tes que han sucedido cerca de Budapest.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Alonso en Hungría 2003

Con los momentos más memorables del GP Hungría F1 viajamos en el tiempo para recordar to-dos los hechos míticos acontecidos en la cita magiar. 

Cómo ver la Fórmula 1 gratis o pagando

Viviremos duelos, adelantamientos, victorias y carreras increíbles de los mejores pilotos de la F1, como Senna, Schumacher o Alonso. Ah, y sin olvidarnos del 'gran' Taki Inoue, autoproclamado el peor corredor del Mundo, famoso por ser atropellado por un coche de asistencia. Todo ello en el Hungaroring, claro.

Esperamos que el menú pata negra que te servimos hoy, lo saborees como se merece. Vamos al lío.

 

Piquet doblega a Senna 

Arrancamos los momentos más memorables del GP Hungría F1 con su primera edición que se disputó en 1986. La prueba destacó por la feroz batalla de los brasileños Nelson Piquet y Ayrton Senna.

 

 

Después de un increíble mano a mano, Piquet firmó un adelantamiento magistral para superar a Ayrton Senna y llevarse la gloria. Mira el vídeo y a-lu-ci-na con la maniobra del corredor de Río de Janeiro. Sobran las palabras.

 

Senna vs Prost: guerra de compañeros

A la décima prueba del curso de 1988, Ayrton Senna y Alain Prost llegaban envueltos en una brutal guerra fratricida. La tensión en McLaren resultaba terrible con los dos compis enfrentados dentro de cada circuito... y también fuera. El carioca que había llegado ese año al equipo británico sumaba cinco victorias a esas alturas del curso, por cuatro del francés.

 

 

Lo que se vivió en el Hugaroring forma parte de la leyenda del Motorsport. Evidentemente venció Senna, pero el combate fue el de dos pesos pesados inigualables. Viendo cómo se pasaban mutuamente una y otra vez, es evidente que estamos ante otro de los momentos más memorables del GP Hungría F1.

 

Mansell, ¡por fin!, Campeón del Mundo

Nigel Mansell que ya había sido subcampeón del mundo en 1986,1987 y 1991, vio recompensado su esfuerzo, calidad y perseverancia en 1992.  Concretamente, el fiero león británico hizo realidad su sueño un 16 de agosto cuando conquistó la corona tras acabar segundo en el GP de Hungría de ese año. 

 

 

Se hizo así justicia (deportiva) con uno de los grandes talentos de la Categoría Reina que siempre creyó en sí mismo. Así lo demuestra que la gloria le llegara unos días después de cumplir 39 primaveras. Por todos esos méritos, ¿no crees que sigue siendo uno de los momentos más memorables del GP Hungría F1? 

  

Alonso hace historia

Si tenemos que elegir entre todos los momentos más memorables del GP Hungría F1, nos quedamos con el 24 de agosto de 2003. Esta fecha forma parte ya de la historia del deporte nacional.

 

 

 Fue el día que Fernando Alonso Díaz consiguió la primera victoria de un piloto español en la F1. Y por si fuera poco, se convirtió en su momento en el corredor más joven en subirse a lo más alto del podio con 22 años y 26 días. ¡Qué recuerdos!  

 

Alonso emula a Senna en mojado

El GP de Hungría 2006 supuso el primer triunfo de Jenson Button y el único podio de Pedro de la Rosa en la F1. Sin embargo, la actuación más sobresaliente y recordada del 6 de agosto la firmó Fernando Alonso. Partió desde la 15ª posición por una sanción, con la lluvia como invitado especia, para marcase una primera vuelta antológica.

 

 

Sus rivales caían como moscas ante el empuje del coche azul y amarillo. Imposible no comparar dicha 'starting lap' con la de Senna en Donington 1993. Para muchos especia-listos puede considerarse uno de los momentos más memorables y mágicos del GP Hungría F1. Después de la danza bajo la lluvia, llegó el problema de la tuerca y el abandono del Nano, pero ¿a quién le importa?

 

Estalla la guerra en McLaren

Durante la sesión de clasificación del GP Hungría 2007 saltó por los aires la ya por entonces difícil coexistencia entre Fernando Alonso, Ron Dennis y su protegido Lewis Hamilton.

El código interno de McLaren determinaba que en el Hungaroring, debido a la alternancia en cada GP,  Alonso tenía una última vuelta para marcar tiempo. Sin embargo, Hamilton no obedeció y se quedó con la pole provisional.

 

 

Ante esta argucia, el asturiano se la devolvió en la parada de boxes. El Nano, con la ruedas ya cambiadas y la orden de que saliera a pista, obstaculizó al inglés quien esperaba tras él para hacer su parada en boxes. De esta forma, Fernando tuvo la última opción de conseguir el mejor tiempo de la clasificación.

Después de aquello se montó la mundial con Dennis fuera de sí, pidiéndole explicaciones a Alonso de muy malas maneras. Además de otro de los momentos más memorables y tristes del GP Hungría F1, se convirtió en el comienzo del proceso de autodestrucción de McLaren. Aquella temporada la escudería de Woking le 'regaló' el Campeonato a Ferrari y jamás se repuso de aquello.

 

Brutal accidente de Massa

Los aficionados al Gran Circo jamás podremos olvidar el accidente sufrido por Felipe Massa en el GP Hungría 2009. Sucedió en la Q2 cuando un muelle procedente del Brawn GP de su compatriota Rubens Barrichello golpeó el casco del paulista.

 

 

Como consecuencia del impacto, perdió el conocimiento mientras rodaba a alta velocidad. Acabó empotrándose contra unas protecciones. Massa salvó su vida de milagro y no sufrió daños cerebrales, a pesar del brutal golpe de esa pieza y contra las barreras. Por el dramatismo de las imágenes sigue estando entre los momentos más memorables del GP Hungría F1.

 

Kubica y Sutil, choque en el pitlane

 A veces, la lucha en el asfalto acaba con toques en la pista fruto del fragor de la batalla. de los 'gladiadores' de la velocidad.

 

 

Lo raro fue el piñazo que se pegaron Robert Kubica y Adrian Sutil en el pitlane cuando realizaban una parada en boxes en el GP Hungría 2010. ¿Culpable del golpe? Juzga tú mismo. 

 

La peligrosa maniobra de Schumi con Barrichello

En su primer año con Mercedes y cuatro años después de su primera retirada de la F1, Michael Schumacher realizó una maniobra muuuuuuuuy fea y sucia a su ex compañero en Ferrari Rubens Barrichello.

 

 

El Káiser cerró al brasileño contra el muro de recta en el Hungaroring, y este último se libró de milagrito de un host*ón monumental. Afortunadamente no sucedió nada, pero el heptacampeón germano efectuó una maniobra innecesaria 'marca de la casa'

 

Inoue, un gafe atropellado por las asistencias

Hemos dejado para el final uno de los momentos más recordados, cómicos y memorables del GP Hungría F1. Su prota, el samurái del volante llamado Takki Inoue, todo un peligro para sí mismo y el resto de competidores. En la edición de 1995 consiguió su actuación más reseñable en su penoso paso por la Categoría Reina.

 

 

Después de que su chatarra Footwork Arrows le dejara tirado en el autódromo magiar, ¡fue atropellado por un coche asistencias! Como resultado se le rompió una pierna, pero no la moral, puesto que siguió sembrando el pánico entre los rivales en otras trazados. Por cierto, aunque te parezca increíble, solo tres meses antes en Mónaco había sufrido otro porrazo similar. El temerario nipón era un crack en el arte del gafe y la impericia automovilísticas.

 

Lecturas recomendadas