Las 5 mejores carreras de la Historia de la F1

Hay un puñado de carreras de F1 legendarias. Te presentamos nuestra selección gourmet.

Imagen de perfil de Javier Prieto

 A lo largo de la historia de la F1 existe un puñado de carreras que permanecen en la retina y en la memoria de los buenos aficionados. Emoción, adelantamientos al límite, duelos míticos, victorias eternas, gestas imposibles, circuitos únicos, fueron los ingredientes de un excelente menú automovilístico.

Hoy vamos a repasar 5 grandes premios que, convertidos en leyenda, encumbraron a los mejores pilotos de la Historia de la F1 que han protagonizado los mejores adelantamientos

Muchos expertos coinciden en señalar que el galardón a la mejor carrera corresponde al GP de Alemania 1957. ¿Y quiénes somos nosotros para contradecir a esos sabios del sector?

 El antiguo Nürburgring fue el escenario de una gesta inolvidable del genio argentino Juan Manuel Fangio.

El GP de Francia 1979 acogió una de las citas más emocionantes de todos los tiempos. El duelo entre Rene ArnouxJacques Villeneuve, mantuvo al público presente en el autódromo de Dijon con los ojos como platos. Nadie quería ir a comprar una cervecita ni aliviarse en los baños. Podían perderse un lance de los dos gladiadores. Los adelantamientos entre ambos elevaron la emoción a límites inigualables. Ufff, competición en estado puro.

En 1984 la leyenda y la historia se dieron la mano en el GP de Mónaco. Allí se vivió uno de esos instantes mágicos que, a pesar del paso de los años, nadie olvida. Un jovencito Ayrton Senna con su modesto Toleman ofreció todo un recital bajo el diluvio que caía sobre el Principado. Terminó 2º porque se suspendió la prueba para que no adelantara a Alain Prost. Pero, a pesar de esta polémica decisión, había nacido una estrella.

En Suzuka, Ayrton Senna firmó uno de los triunfos más épicos de su vida. Tras una horrible salida en el GP de Japón 1988, cayó hasta la 14ª posición. Debía ganar para proclamarse por primera vez campeón del mundo. Pero con la arrancada tan mala parecían haberse esfumado las posibilidades de éxito. Sin embargo, Senna se lanzó con una determinación hercúlea a superar a sus rivales. Llevó al MP4/4 más allá de los límites. Consiguió remontar hasta vencer la prueba y coronarse como el mejor de ese año. Y de paso, le dejó con un palmo de narices a su tiñoso compañero, Alain Prost. El francés se quedó compuesto y sin corona. 

La edición de 2011 del GP de Canadá es probablemente una de las pruebas más espectaculares de todos los tiempos. La lluvia, las numerosas salidas del safety car, los cambios en la clasificación, las variaciones estratégicas y el increíble número de adelantamientos, la convirtieron en un acontecimiento automovilístico único.

No te pierdas los vídeos. Y prepárate para disfrutar con las imágenes.

 

 

Lecturas recomendadas