Pasar al contenido principal

La increíble anécdota de Ayrton Senna en el GP USA 1984: "El muro se ha movido"

Así de preciso era en su conducción...

Imagen de perfil de Javier Prieto
Senna y un muro que se movió en Dallas 1984

La increíble anécdota de Ayrton Senna en el GP USA 1984 te va a descubrir una faceta poco conocida de uno de los mejores pilotos de la F1.

 Las mejores carreras de Ayrton Senna en la F1

Mucho se ha hablado de la velocidad, capacidad de control y dominio de los monoplazas del tricampeón del mundo sudamericano. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes de su conducción y menos conocido se refiere a su gran capacidad de memoria para recordar cada palmo de la pista donde competía. Reconocía exactamente las trazadas que había realizado. Si no te lo crees, sigue leyendo.

La curiosidad sucedió durante la novena carrera de Ayrton Senna en la Fórmula 1, disputada el 8 de julio en el Circuito Urbano de Dallas. Arrancó sexto a pesar de la enorme inferioridad de su Toleman-Hart TG184. Pero en la vuelta número 47 cuando rodaba cuarto se chocó en la curva 6 contra unas protecciones. Ahí terminó la prueba para él ... y comenzó la leyenda.

 

 

Tras el suceso, Ayrton Senna no comprendía lo que había sucedido y se dirigió al box dándole vueltas al incidente. Estaba enfadado por no comprender qué había pasado. Al llegar al garaje le dio una explicación de la colisión al director técnico de la escudería, Pat Symonds, que le dejó absorto: "(El choque) No ha sido culpa mía. El muro se ha movido".

Symonds pensó que se trataba de la típica excusa de un corredor tras cometer un error o... directamente que le estaba tomando el pelo. No obstante, y ante la insistencia de Ayrton Senna, Symonds se personó junto a él en el lugar del suceso. No tenía sentido pensar que un muro de ese peso se hubiera desplazado, pero...

 

 

La sorpresa de Pat fue mayúscula cuando comprobaron 'in situ' que un accidente previo de la Can AM había cambiado de lugar esos bloques móviles unos cuatro milímetros. (Realmente el piñazo se produjo el día anterior. Los operarios del circuito reforzaron durante la noche la protección con cemento. Y éste al día siguiente, todavía sin asentarse, sufrió las vibraciones producidas al paso de los coches). 

Esa mínima variación o alteración del asfalto había sido suficiente para que la milimétrica y estudiada trazada de Ayrton Senna se topara con el obstáculo. Así de preciso era el pilotaje del mito carioca... y el fuerte convencimiento de sus posibilidades en los circuitos.

Recuerda que con motivo del 24º aniversario de su fallecimiento, mañana tendremos un especial dedicado al tricampeón carioca. Esperamos que te haya molado la anécdota de Ayrton Senna en el GP USA 1984.

 

Imagen portada: PSParrot vía Flickr en Wikipedia

 

 

 

Lecturas recomendadas