Pasar al contenido principal

Vídeo: Así es el nuevo casco 'a prueba de balas' de la F1 para 2019

La visera del casco, que parece diseñada para los pilotos asiáticos, ha reducido su tamaño y elevado la seguridad.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Nuevo casco F1 2019

Tras diez años de investigaciones, la FIA Federación Internacional de Automovilismo (FIA) nos presenta el nuevo casco de F1, obligatorio a partir de 2019. Sus peces gordos han afirmado que también se irá incorporando a otras categorías en temporadas posteriores. 

 Así ha sido la evolución de los cascos en la F1

Suponemos que después de dedicar una década en su desarrollo, el resultado será impresionante. Durante ese dilatado proceso se han mantenido en contacto con los principales fabricantes de cascos como Arai, Bell, Schuberth y Stilo.

El organismo mundial ha definido su nuevo casco de F1 para 2019 como 'ultra protector', en clara referencia a sus virtudes. La FIA afirma que el modelo supondrá un salto cualitativo en materia de seguridad para la cabeza de los pilotos del Gran Circo. Incorpora un nuevo diseño y materiales más resistentes a los diversos impactos que puedan producirse.

 

 

En el nuevo casco de F1 destaca una visera más estrecha (10 mm) y más pequeña, fabricada con compuestos más modernos. Éstos ofrecen una extraordinaria protección ante las piezas que podrían salir despedidas de otros coches. La prueba irrefutable ha consistido en un disparo de 1,2 gramos efectuado con un rifle a corta distancia que no logró penetrar la visera. Im-pre-sio-nan-te.

 

Pruebas a-luci-nan-tes

El casco de F1 2019 también se ha sometido a durísimos ensayos de impacto lateral y longitudinal. Con ellos se ha evaluado su capacidad en dichas situaciones. Por ejemplo, en un golpe a 9,5 metros por segundo en el que la deceleración máxima del piloto no exceda una fuerza de 275G. O también en una colisión lateral (parte baja del casco), a 8,5 metros por segundo con una desaceleración punta de 275G.

Por si estos test te parecen poco, también han dejado caer desde una altura de 5,1 metros un peso de 10 kilos sobre el casco. Eso por no hablarte de otros ejercicios laterales y longitudinales con una fuerza máxima de 10 kN. Por último, el casco de la F1 2019 demostró sus propiedades ignífugas. Soporta 790º C, cuyas llamas se autoextinguieron tras apartarlo del fuego. ¡Qué pasada!  

Así las cosas, parece que el nuevo casco de F1, que ha recibido el rimbombante nombre de FIA 8860-2018, supondrá un gran avance en la seguridad de los pilotos. Bienvenidas sean todas las medidas que reduzcan los riesgos de la Categoría Reina.

Imagen portada: FIA.com

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear