Pasar al contenido principal

Vídeo: El duelo épico de Villeneuve y Arnoux en el GP de Francia F1 1979

Nos ponemos en pie y firmes para recordar una de las actuaciones inolvidables del Gran Circo.

Imagen de perfil de Javier Prieto
GP Francia F1 1979: Villeneuve vs Arnoux

Como parece que los jerifaltes del Gran Circo, a los que no paran de crecerles los enanos, no tienen claro el rumbo de la competición, aquí va una idea.

Vean este vídeo del GP de Francia de F1 de 1979, disputado el 1 de julio en el Circuito de Dijon-Prenois. Y extraigan sus conclusiones sobre el memorable duelo de Gilles Villeneuve y René Arnoux. Seguramente, comprenderán de inmediato qué echamos de menos los aficionados en la Fórmula 1

Cómo ver la Fórmula 1 2018 gratis

Aquel día inolvidable, el piloto canadiense del Ferrari número 12 y el francés del Renault dorsal, nos regalaron uno de los combates más duros y emocionantes que se recuerdan. Eran tiempos en los que la Categoría Reina hacía honor a su apelativo.

Antes de ponernos con el tema, aquí tienes los horarios del GP Francia F1 2018, cómo ver el GP de Francia F1 2018 y los datos más importantes del GP de Francia de F1. Ya sabes que, desgraciadamente, el SEO manda en los artículos.

El día de 'autos'

Las hostilidades entre los dos gladiadores se desataron a falta de unas pocas vueltas para el final en la octava cita de la temporada. Curiosamente, no peleaban por la victoria, sino por la gloria de ser más rápido que el adversario. 'Solo' estaba en juego el segundo puesto de la carrera.

¡Qué carrusel de adelantamientos, piques y rueda a rueda, entre el Renault RS10 Turbo y el Ferrari 312T4! La emoción invadió las gradas y el público, puesto en pie, jaleaba a los protas de la gesta bélica. Antes los atónitos ojos del respetable, dos púgiles repartiendo y encajando golpes de forma heroica. Incluso se hizo el silencio en el paddock, donde el resto de equipos observaban absortos la lucha.

 

 

Ambos monoplazas interpretaron una escalofriante coreografía sobre la pista de baile francesa. Transformados en un solo bólido, atacaban las rectas y curvas en paralelo, separados por escasos milímetros. Daba igual la sección del trazado. Cualquier territorio, convertido en una trinchera, resultaba perfecto para defenderse y atacar al rival.

Así fue el duelo al sol de Gilles Villeneuve y René Arnoux en el OK Corral galo. Una obra de arte que eclipsó la primera victoria de un motor turboalimentado en la F1. Su autor, el otro Renault RS10 del parisino Jean-Pierre Jabouille, pasó casi desapercibido.

 

Villeneuve y Arnoux, esencia de la F1

Hubo un tiempo no tan lejano, en el que la F1 ocupó la cúspide del automovilismo deportivo. Emoción, lucha constante pero limpia, frenadas al límite, 'rueda a rueda', trazadas en paralelo y 'por fuera' imposibles. En definitiva, la esencia competitiva sintetizada en las manos de unos elegidos para el Olimpo de la Velocidad.

Todo ello está condensado en el GP de Francia de F1 de 1979, dónde Villeneuve y Arnoux demostraron que da igual el puesto por el que se pelee, mientra la batalla resulte mítica. Lo importante no era tanto el qué, sino el cómo. Se llevó el gato al agua el coche rojo. Pero, ¿qué más da?

 

La tediosa actualidad

En la actualidad, esa actuación memorable resultaría una quimera. Los pilotos se limitarían a mantener la posición, cuidar la mecánica, conservar los neumáticos, ahorrar combustible... y esperar al banderazo final. Y mientras el jefe americano del bigote y su corte de asesores, ayudantes, coordinadores, palmeros, etc., continúan buscando una respuesta a un tema que tienen delante de los ojos.

Esperamos que además de los conciertos musicales, los DJ's en el podio, los niños en la parrilla y las 'hot laps', piensen en medidas para mejorar el espectáculo... dentro de la pista. La mítica actuación de Gilles Villeneuve y René Arnoux en el GP de Francia de F1 1979 constituye un modelo a seguir. 

 

Imagen portada: Twitter.

Lecturas recomendadas