Pasar al contenido principal

El Aston Martin Valkyrie de 3 millones y otros coches de Daniel Ricciardo

Alucina con el aparato de 3 kilos que acaba de comprarse el simpático australiano de Red Bull

Imagen de perfil de Javier Prieto
El Aston Martin Valkiria y otros coches de Daniel Ricciardo

Por si no te habías enterado, entre los coches de Daniel Ricciardo pronto reinará un Aston Martin Valkyrie. Así lo ha confirmado el propio piloto australiano, quien ha querido darse un caprichito que 'solo' le costará la cuarta parte del sueldo anual que le paga Red Bull.

 

 

El impresionante y exclusivísimo hypercar, sí el Aston Martin Valkyrie, tienen un precio que ronda los 3 kilos, calderilla para los astronómicos sueldos de los pilotos de F1

 

 

Te aclaramos que, de momento, Daniel Ricciardo solo ha podido reservar una de las 150 unidades del Aston Martin Valkyrie de calle, se lanzarán 25 más para los circuitos, ya que no están terminadas. Al simpático aussie le ha molado tanto el prototipo que decidió participar en su desarrollo. O sea que conducirá un vehículo que tendrá (en parte) su propio estilo al volante. ¡Qué suerte!

 

 

Seguramente, el australiano se quedó prendado del pepino el día que el mismo lo presentación se presentó hace año y medio. El Valkyrie nace como fruto de la estrecha colaboración entre Red Bull Fórmula 1 y uno de sus principales socios, la marca de Gaydon. Prueba de ello es que lo denominaron Aston Martin Red Bull AM-RB001

 

 

Precisamente por esas sinergias establecidas entre las dos compañías, sorprende aún más que el motor no provenga de la Categoría Reina. Monta un V12 de 6,5 litros y más de 1.000 jacos fabricado por Cosworth, capaz de pasar de cero a 320 km/h en 10 segundos. No es de extrañar que posea una relación peso potencia que podría estar por debajo del 1:1. Recuerda que Daniel Ricciardo es el piloto de F1 que más adelantamientos firmó en 2017, y eso merecía un detallito de final de temporada. ¿O no? 

 

 

 

Un tipo sencillo (hasta ahora) al volante

Ricciardo es un personaje afable que se muestra (al menos hasta ahora) fuera de los circuitos igual que dentro de ellos. Es un chavalote sencillo que huye de la opulencia pública. Por eso mismo, sus predilecciones automovilísticas están, mejor dicho, estaban, muy lejos de los cochazos de Lewis Hamilton o de los coches de Felipe Massa.

 

Toyota Hilux 2006, le coche de  Ricciardo en Australia

         Foto: Matthias93 vía Wikipedia

 

Tampoco nos le imaginamos con la colección de vehículos de Bernie Ecclestone. Y eso que dinero no le falta, puesto que ya sabes que los sueldos de la F1 son astronómicos. Fíjate si es un chico normal que cuando finaliza la temporada de F1, regresa a su ciudad natal Perth (Australia) donde se mueve en un Toyota Hilux de 2006. Dice que le resulta muy cómodo y práctico para recorrer las carreteras de su país. 

 

Coches 'de empresa'

En el plano profesional, los coches de Daniel Ricciardo tienen un nivelón. Él se debe a Infiniti y Aston Martin, marcas que patrocinan a la escudería con la que compite en la F1. Por eso mismo, en sus apariciones públicas es habitual verle conducir automóviles de esas marcas. Nosotros también querríamos tener esos vehículos de empresa.

 

 

 

Así por ejemplo, durante el GP de Abu Dabi F1 2017 nos puso los piños largos al subirse a un maravilloso Aston Martin Vantage junto a Martin Brundle. No está mal para despedir el año... laboral. En otra ocasión, se subió a un Aston Martin V12 Vantage S junto al ex piloto de F1 británico David Coulthard... para trasladarse juntos al trabajo. Con una máquina así, ¿quién no se motivaría para ir al curro todos los días?

 

 

Sin ir más lejos, durante el pasado verano disfrutó con un espectacular Aston Martin por las carreteras de Malibú (California). No se nos ocurre mejor máquina para disfrutar por una de las rutas más espectaculares con impresionantes vistas al Océano Pacífico. Por cierto, también aprovechó esos días de descanso para circular por las calles de Los Ángeles con algunos modelos típicamente americanos.  

 

 

Volviendo a sus obligaciones contractuales, Daniel suele protagonizar algunos test drive y numerosas acciones comerciales, en los que demuestra su carácter extrovertido y guasón.

 

 

Así, no dudó en hacerse pasar por un taxista en Australia y darle un paseo algo movidito a una pasajera que se subió a su Renault Clio. También se divirtió como un niño en las abarrotadas calles de Tokyo con un Bosozuko de Kaido Raider. 

 

 

Y colorín, colorado, los coches de Daniel Ricciardo aquí se han terminado. Esperamos que te hayan molado. A propósito, ¿cuál es tu favorito? Nosotros lo tenemos muuuuuuuuuuy vítreo.

 

Foto oprtada: Thesupermat vía Wikiemedia

 

 

 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear