Pasar al contenido principal

Alucina con este Ferrari volador. ¡Menos mal que no es un proyecto oficial!

clasico futuro diseño estudio lazzarini italia
Este dron con aspecto de biplaza de carreras de los 50 es lo que te imaginas cuando sufres una sobredosis de Cola Cao.

En la fábrica de Ferrari se crean algunos de los sueños con ruedas más admirados, queridos y ansiados que se pueden conseguir en este planeta. Auténticas obras de arte. El mundo parece que quiere cambiar a pasos agigantados y los coches voladores pueden tener una función de movilidad de peso en los próximos años. ¿Veremos en un futuro un Ferrari volador? Nunca digas nunca...

Y es que en este mundo hemos visto tantos cambios y tanta evolución que es difícil pensar lo que veremos o lo que no en el futuro. Lo que está claro es que este Ferrari volador planteado por Lazzarini, un estudio de diseño italiano, tienen todos los componentes que esperarías ver en un vehículo de estilo retro basado en los Ferrari más importantes de la historia.

En concreto, este Ferrari volador está inspirado en el Ferrari 500 F2 que pilotaba Alberto Ascari y con el que consiguió los dos primeros campeonatos del mundo para Ferrari. Hablamos de una barquetta de competición que renuncia incluso al parabrisas y que cuenta con dos plazas, con asientos deportivos, para dos afortunados propietarios. Lo ideal es que para poder pilotarlo te enfundes un mono de carreras de los años 50.

 

Missing media item.

 

Técnicamente, podemos desvariar un poco sobre el proyecto e imaginad que estamos ante un vehículo relativamente compacto, alimentado con tres motores co-axiales que toman su energía de tres eficientes motores eléctricos alimentados por unas baterías recargadas por un poderoso V12 colocado en posición delantera (puestos a imaginar) y que permitiría a este Ferrari volador surcar los cielos a unos 500 km/h (sí, si chocas contra una paloma a esa velocidad estás muerto).

Otra de las características clave de cualquier Ferrari volador sería un peso bajo y unas dimensiones compactas. Sería volador, pero tendría que pilotarse como en un Ferrari sobre asfalto: ágil, veloz y que provoque sensaciones emocionantes a sus mandos.

La emoción será el principal bien intangible que empresas como Ferrari y otras (Porsche está desarrollando su coche volador, de verdad) deberán ser capaces de mantener ante la nueva tipología de vehículos que se nos vienen, incluyendo ahí el uso de la electricidad. No será fácil, pero será necesario si quieren seguir teniendo una posición dominante en el mercado.


 

Todo sobre Ferrari

Modelos de Ferrari más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Y además