Pasar al contenido principal

El Bowler Bulldog se enfrenta a Jimny y Wrangler Rubicon en una drag race peculiar

No necesita asfalto.

Imagen de perfil de Álex Morán
Bowler vs Jimny vs Wrangler

A estas alturas hemos visto tantas carreras de aceleración que conseguir que una más sea interesante hace que sea necesario un giro de tuerca extra. Los compañeros de Carwow son bastante buenos en eso, como demuestra esta drag race tan peculiar, no tanto por los vehículos que participan (que también) si no porque uno de ellos, mientras sus rivales corren por el asfalto, lo hace por medio del campo: el Bowler Bulldog.

A su lado, aunque sobre firme y cuidado asfalto, se enfrenta al tan de moda Suzuki Jimny y al Jeep Wrangler en su variante Rubicon. Demos un repaso a los participantes:

  • Jeep Wrangler Rubicon: motor 2.0 tetracilíndrico de gasolina con 272 CV y 400 Nm de par máximo para mover sus 1987 kilos de peso

  • Bowler Bulldog: motor 5.0 V8 sobrealimentado con 550 CV y 770 Nm con un peso total de 1.800 kilos

  • Suzuki Jimny: motor 1.5 terracilíndrico de gasolina con 102 CV y 130 Nm, siendo el más ligero con un peso de 1.135 kilos

La alienación parece diversa y bastante dispar, con el Suzuki pareciendo algo fuera de lugar. Sin embargo, el pequeño 4x4 es querido por todos, nunca sobra y, según los chicos de Carwow, está ahí para ver si es capaz de igualar en asfalto al Bowler que monta neumáticos ‘all-terrain’, no unos específicos para conducción off-road, por lo que su capacidad de tracción se podría ver mermada.

La competición se basa en tres pruebas: carrera desde parado, carrera lanzada con salida a 30 mph y frenada desde 70 mph, siempre con el Bowler corriendo sobre el césped. ¿Será esa desventaja suficiente como para compensar la diferencia de potencia?

 

Y además