Pasar al contenido principal

Así es el Mercedes Clase G pick-up que prepara Lorinser

Lorinser pick-up Clase G
Es el Puch G del ejército suizo.

Lorinser lleva décadas y décadas especializada en preparaciones de modelos de Mercedes. Con ello, no es la primera vez que se encarga de trabajar un Mercedes Clase G. Si bien, en esta última preparación ha completado un coche único, un Mercedes Clase G convertido en pick-up que cuenta con una restauración completa. Todo sobre la base de un G de primera generación matriculado en 1993.

No te pierdas: 11 todoterrenos de segunda mano muy baratos que deberías tener en cuenta

En realidad, la marca adquirió diferentes Mercedes Clase G del ejército suizo. En este país eran conocidos como Puch G, todoterrenos que sirvieron al ejército y que ahora buscaban una nueva vida. La compañía vendió algunas unidades en el mismo estado y otras las convirtió en restomods, quedándose una para completar un trabajo más especial. De esa unidad nace esta preparación.

Como decimos, se trata de una unidad matriculada en 1993. Lo primero que la compañía hizo fue eliminar todos los elementos que se encontraban en mal estado y montar nuevas piezas, restaurando por completo la unidad. Dado su trabajo el vehículo contaba con diferentes daños en las zonas más bajas de la carrocería, algo que se ha reparado y que luce como el primer día.

Pero Lorinser ha ido más allá de una “simple” restauración. La carrocería que vemos en color gris, tono con el que lo han decorado, ahora cuenta con una caja al más puro estilo pick-up. Han eliminado la parte superior y han sellado todas las aberturas con plástico. De ese modo el Mercedes Clase G se convierte en toda una pick-up que además se basta de un nuevo equipo de iluminación, nuevos pasos de rueda y llantas de 16 pulgadas DOTZ 4x4.

La mecánica sigue siendo la misma. La versión 230 GE cuenta con un motor gasolina de 116 CV que ha sido puesto al día. Cuenta con una caja de cambios automática de cuatro velocidades y sistema de tracción integral, todo para asegurar que ningún obstáculo lo pare. Quizás, lo único difícil en todo esto es pagar la factura de 52.900 euros.

Buscador de coches

Y además