Pasar al contenido principal

Porsche Cayenne 2018: con argumentos para ser un referente

SUV. Deportivo. Porsche. A mí también me está saliendo humo de la cabeza...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Lo más probable es que de todas las novedades del Salón de Frankfurt 2017 una de las que más llamara tu atención fuera el 911 GT3 2017 Touring Package... y no te culpo. Pero los de Stuttgart también tenían allí una de sus principales bazas para seguir haciendo crecer su número de ventas globales: el Porsche Cayenne 2018. ¿Quieres conocer todos los detalles del nuevo SUV alemán dispuesto a dejar en ridículo a unos cuantos rivales... incluso de segmentos más deportivos? Siéntate y presta atención: trae unas cuantas novedades. 

A nivel estético es cierto que el nuevo Cayenne 2018 no supone una revolución con respecto al modelo saliente: para esta tercera generación Porsche ha optado por apostar a lo seguro trasladando el lenguaje de diseño de modelos como el Panamera 2016 a los volúmenes propios de un todocamino de su tamaño con bastante acierto. Su carrocería ahora es más ancha, larga y baja que antes, lo que unido a unas ruedas de mayor tamaño -con 19 pulgadas en el escalón de entrada a la gama- y a los pilotos traseros unidos por una banda continua confieren al conjunto la apariencia de un deportivo... de casi dos toneladas. 

Y hablando de remolcar... ¿has visto este Cayenne tirando de un Airbus?

Sí, amigos y amigas: a pesar de tratarse de una de las opciones más ágiles de su segmento, no debemos olvidar que el Porsche Cayenne 2018 tiene unas dimensiones generosas que implican una masa algo más abultada de lo habitual: a pesar de los esfuerzos de la firma en aplicar a su nuevo todocamino las técnicas más avanzadas para la elección de materiales y fabricación de su carrocería, el conjunto no consigue detener la aguja de la báscula por debajo de 1.985 kg para su versión más sencilla, mientras que los modelos S y Turbo alcanzan los 2.020 y 2.175 kg respectivamente. Con una capacidad de arrastre en todos los casos de 3,5 toneladas. En tus manos dejo hacer el chiste sobre las vacaciones con la suegra. 

Para movilizar el conjunto en Porsche -aquí tienes los mejores de su Historia- han optado por elegir tres mecánicas de gasolina para inaugurar la gama del tercer capítulo de uno de sus modelos más exitosos: el Cayenne estará propulsado por un bloque V6 de tres litros con 340 CV y 450 Nm de par máximo, mientras que el siguiente escalón será conocido como Cayenne S y estará animado por un bloque de 2,9 litros, 440 CV, 550 Nm y similar disposición de sus seis cámaras de combustión. ¿Necesitas algo más? Échale un vistazo a nuestro artículo sobre el Cayenne Turbo 2018, que montará un propulsor V8 que, gracias a sus cuatro litros de cilindrada, será capaz de entregar 550 CV con 700 Nm de par máximo. Lo que le permitirá alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,9 segundos si equipa el paquete Sport Plus y una velocidad punta de 286. Sí. 

 

 

A la hora de transmitir tanto potencial a los trenes motrices los ingenieros de la marca han elegido la caja Tiptronic S de ocho relaciones, que ha sido rediseñada por completo y permite soportar un par de hasta 1.100 Nm garantizando una suavidad de funcionamiento y una respuesta deportiva acorde a las necesidades del cliente de este tipo de vehículos. Vale, sí: se trata de un convertidor de par... pero te aseguro que su desempeño es brutalmente efectivo. Aunque sólo he podido comprobarlo sentado al lado de un conductor especializado de la marca. 

Antes de que empieces a carcajearte al leer que la firma pretende que el Porsche Cayenne 2018 sea un buen aliado para el campo, deberías saber algunas cosas: ahora incorpora el 4D Chassis Control, que es básicamente un avanzado cerebro centralizado capaz de procesar las señales enviadas por todos y cada uno de los distintos sistemas que incorpora el nuevo gigante alemán para mejorar su comportamiento dentro y fuera del asfalto. Y eso incluye a su nueva suspensión adaptativa de tres cámaras o el PDCC con su nueva barra estabilizadora electromecánica de 48 voltios. ¿Te gusta jugar fuera de lo negro? No temas: ahora podrás elegir entre cuatro modos distintos de conducción offroad divididos en Gravel, Mud, Sand y Rocks que adaptarán automáticamente la respuesta del motor, cambio y suspensión para garantizar la máxima tracción. Con control de descenso incluido y una profundidad de vadeo de medio metro de altura. 

Opinión: ¿es el Porsche Cayenne el coche definitivo?

Pero el Cayenne no sólo ha mejorado a la hora de lanzarse a la aventura: también ha sido afinado para ofrecer una mejor y más cuidada respuesta cuando lo que se le demanda es algo de alegría en carretera: su eje delantero es ahora más certero, ligero, solvente... y ahora cuenta con una ayuda extra para mejorar su agilidad entre curvas. Sí, su eje trasero es directriz. Como en el Porsche 911 Carrera 4 GTS 2017 de nuestra prueba. Gracias a esta solución y a las distintas medidas de sus neumáticos -más anchos ahora en el eje posterior- la estabilidad y precisión del SUV germano devorando kilómetros de asfalto será una referencia entre sus rivales... que además podrán asistir atónitos a la integración de la aerodinámica activa por primera vez en un modelo como éste y que estará disponible en el Turbo.

 

 

¿Te preocupa detener al monstruo cuando ruedes a toda velocidad? Además de un sistema de alto rendimiento dentro de su equipamiento estándar, tanto las versiones Cayenne y Cayenne S podrán equipar el nuevo conjunto PSCB, cuya superficie está cubierta de una delgadísima capa de carburo de tungsteno que, además de ofrecer un mejor aspecto durante su uso, permite a sus discos disfrutar de una mayor resistencia a la fatiga y el desgaste: ahora durarán hasta un 30% más en función de los hábitos del conductor del coche. Y si quieres siempre lo mejor... no lo dudes: lánzate a por los PCCB de carbono. 

Ya sé lo que me vas a decir: te he contado de todo sobre el coche sin hablarte de su interior. Y llevas toda la razón: el Porsche Cayenne 2018 ahora cuenta con un habitáculo más actual que hereda bastantes elementos ya vistos en el Panamera, como su consola central sin botones físicos o la pantalla de 12,3 pulgadas que aglutina todo el sistema de infoentretenimiento. Que es completamente nuevo e incorpora funciones como la consulta online de los servicios más cercanos... que incluye también las reseñas de los propios usuarios, vistas panorámicas del lugar y el modo más rápido de llegar. Además, en su tablero de instrumentos -presidido por un generoso tacómetro analógico en su zona central, como debe ser- el conductor encontrará dos pantallas de siete pulgadas que serán las encargadas de mostrar información como la hora, la velocidad, las indicaciones del navegador... o las fuerzas G soportadas a bordo durante una sesión de conducción de las que divierten

Sus asientos podrán dar cabida a cinco ocupantes sin problemas -de nuevo, dejo en tus manos hacer el chiste sobre la suegra- gracias a unos asientos cómodos con un buen agarre y una terminación en cuero de la mayor calidad. Y sí: su maletero es enorme: hasta 770 litros pueden entrar en los dos primeros escalones del Porsche Cayenne 2018... que pueden ampliarse hasta los 1.710 si se abate la segunda fila. 

Si quieres hacerte con uno deberías darte prisa: la marca ya admite pedidos y las primeras unidades empezarán a entregarse en el mes de diciembre en España, con unos precios que arrancarán en los 87.579 euros de su variante más sencilla, los 107.127 del modelo S... y la cifra todavía desconocida del Turbo. Que no será uno de los coches nuevos más asequibles en el mercado. Pero merecerá cada euro gastado en él. Odio los SUV. Me gusta el Cayenne 2018. Estoy atravesando una de las crisis existenciales más duras de mi vida...

 

Lecturas recomendadas