Richard Hammond cuenta cómo se rescató el primer Land Rover jamás fabricado

Primer Land Rover jamás fabricado

Richard Hammond cuenta la historia del primer Land Rover que se fabricó, allá por 1948, el cual fue abandonado durante años y estuvo a punto de desaparecer. Así se rescató e inició una nueva vida este clásico todoterreno.

Una marca como Land Rover cuenta con muchas décadas de historia, pero ¿dónde empezó todo? Los todoterrenos de la marca británica llevan con nosotros desde finales de la década de 1940 y podría parecer que encontrar el primer Land Rover es una tarea imposible. Sin embargo, no es así, según ha contado el propio Richard Hammond.

Según ha señalado en un vídeo del canal de YouTube ‘DriveTribe’ el expresentador de la edición televisiva de Top Gear y han recogido nuestros compañeros de Periodismo del Motor, el primer Land Rover jamás fabricado salió de la línea de producción el 29 de julio de 1948. Su matrícula fue JUE 477 y fue apodado ‘Jue’ de forma cariñosa.

Aquel coche inició el camino de una marca icónica para el Reino Unido y para el mundo de los todoterrenos, pero no por ello fue guardado en un museo y conservado durante años. En su lugar, estuvo cerca de ser regalado al rey y terminó en manos de un profesor. Con él se mantuvo hasta la década de 1970, cuando cambió de dueño.

En esta ocasión, un granjero del noroeste de Inglaterra fue el que se quedó con el todoterreno británico, probablemente para utilizarlo en las tareas necesarias en un entorno así. Sin embargo, con el tiempo acabó abandonado a merced de los elementos en un granero que no tenía techo.

Sin duda, parecía que este sería el final del primer Land Rover jamás fabricado, pero todo cambió a raíz del fallecimiento del granjero y entonces propietario. En aquel momento, la familia estaba tratando de gestionar y vender los bienes del granjero y encontraron los restos de este coche, con los daños ocasionados tras pasar tantos años a la intemperie.

Sea como fuere, en lugar de considerarlo una chatarra y mandarlo directo al desguace, la familia se puso en contacto con el especialista y restaurador de Land Rover Julian Shoolheifer. Así, tras desplazarse hasta la granja, se determinó que este era el primer coche de la marca británica, aunque tuviera el chasis partido en dos y estuviese bastante deteriorado.

Aun así, lo cierto es que el todoterreno estaba bastante entero y podía ser restaurado, pero antes fue subastado al mejor postor. Por suerte, el comprador no fue otro que el CEO de INEOS, Jim Ratcliffe, responsable de una marca que intenta vender nuevos todoterrenos con el enfoque puro de los clásicos Land Rover.

De esta forma, lo que siguó con el Land Rover ‘Jue’ fue una restauración completa, pero que no eliminaría su carácter. Es decir, no se dejó el coche tal cual salió de la fábrica en 1948, sino que se pueden ver las cicatrices que dan testimonio de su historia. Eso sí, mecánicamente se dejó todo en orden y se comprobó como es debido.

Primer Land Rover jamás fabricado en el desierto de Gobi

En lugar de dejar el coche guardado en un garaje climatizado o algo similar, Ratcliffe pensó en usar esta unidad para lo que fue pensada: rendir fuera del asfalto. Por ello, realizó una ruta junto a otros 4x4 y algún INEOS Grenadier por el desierto de Gobi, en Mongolia. Fue así como se comprobó que este todoterreno todavía podía rendir en condiciones, ya que no dio ningún problema.

Con todo, ahora el primer Land Rover de la historia no solo ha sido rescatado, sino que ha iniciado una nueva vida de la mejor manera posible. Esperemos que siga en la carretera y que no vuelva a estar al borde de la desaparición una vez más.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: TodoterrenosMotor, coches clásicos