Pasar al contenido principal

Prueba del Kia Ceed GT: rápido y para todos los días

Gran relación euros/CV
8 10

Nuestro veredicto

Puede que no tengas al Kia Ceed GT de esta prueba como la primera opción a la hora de buscar un modelo para el día a día, especialmente si quieres algo potente y rápido. Pero, ¿sabes qué? Deberías.

Verás: me atrevería a decir que el Kia Ceed es uno de los mejores compactos que hay en el mercado. Ofrece mucho por el precio que tiene. Pero no lo hace como algunos modelos low cost que tiran precio y calidad para poder decir que llevan asientos con calefacción. Este Kia lo consigue con honestidad y sin hacer mucho ruido.

Por ejemplo en el interior. No esperes madera natural de pino de los Alpes, ni fibra de carbono. Pero lo que tienes es una gran pantalla en el centro de buena legibilidad, con un montón de información y, además, conexión a Internet con la que puedes aprovechar para ver el tiempo que va a hacer en tu zona. Bueno, también tiene navegación en tiempo real, que es mucho más útil... y también controlar el coche desde el móvil con una app propia que se llama UVO.

Con relojes digitales y una gran pantalla central

El manejo no está nada mal. A mí me dan urticaria los controles táctiles, por lo que cuando veo una consola central de color negro brillante con pulsadores táctiles, se me pone la carne de gallina. En este caso reconozco que no está tan mal: el climatizador tiene manejo propio con ruletas y el sistema de infotainment se controla de manera sencilla gracias a que los campos que hay que tocar están bien definidos y tienen unos relieves con los que poder tomar referencia.

Inicio la prueba del Kia Ceed GT acomodándome en sus asientos deportivos. Para una talla media están mejor que bien: buen mullido, la espalda apoya bien y los muslos, también. La postura al volante es natural. Además, aprovecho para agradecer a los diseñadores por no meter un aro achatado por debajo (aunque 'un poquito' sí que está).

Presiono el botón de arranque e inicio la marcha. En frío el cuatro cilindros tiene un sonido simpático, que se vuelve más agudo en modo Sport. Al activarlo también cambia el cuadro de relojes digital, que recibe un diseño algo más... ¿deportivo? Prefiero el convencional porque utiliza dos relojes grandes de estilo convencional, la verdad, pero esto va en gustos.

Con relojes digitales y una gran pantalla central

Al meter primera me encuentro con una palanca del cambio que no ofrece resistencia. Si esperas un tacto duro, no lo vas a encontrar, lo que encaja con la filosofía del Ceed GT: un coche rápido, deportivo, pero no radical. Esta sensación me viene a la cabeza en muchas ocasiones. Pero por ahora sigamos con la dinámica.

En marcha con el GT: tranquilidad

En ciudad rueda con suavidad. Me ha sorprendido que los resaltos no se transmiten con furia al interior como ocurre con otros compactos deportivos, y es que la suspensión delantera es más suave de lo que me esperaba. ¡Me gusta! El cambio no presenta inconvenientes en un manejo normal, al igual que la dinámica. ¿Y en autopista?

Estos son los mejores compactos deportivos para nosotros

Ahí es donde continúo esta prueba del Kia Ceed GT. Con buen asfalto y grandes rectas disfrutas de una gran calidad de rodadura. Con todos los parámetros configurados en normal, este Kia deportivo mantiene la calma. A 120 km/h ruedo a unas 3.000 rpm, un régimen más elevado de lo normal: muchos coches usan una sexta que ronda los 60 km/h, mientras que aquí es de 40 km/h por cada 1.000 rpm.

Quizá me sobra algo de sonido del motor, pero al ser un coche de este tipo, se le puede perdonar. Al pulsar el botón Sport todo se vuelve algo más duro (salvo la suspensión, que es convencional) y la rumorosidad aumenta: esto sí que te lo van a echar en cara tus acompañantes, así que será mejor que te lo guardes para una carretera secundaria.

Y es ahí hacia donde voy. La parte divertida empieza ahora. Ya te comentado que es un coche rápido, pero no muy deportivo. Eso no quiere decir que sea malo, sino todo lo contrario: me recuerda a las maneras de un Seat León FR, por ejemplo. De hecho, te permite rodar muy por encima de lo que la DGT, las normas de circulación y el sentido común aconsejan. Al menos en carretera abierta.

La dirección es dura. Me gustaría algo más de progresividad porque le cuesta salir del punto '0', y eso le resta algunos puntos en zonas de curvas enlazadas. Pero el eje delantero, aunque es suave, entra con decisión en las curvas y el eje trasero obedece sin rechistar. Puedes salir airoso de cualquier situación sin esforzarte demasiado. 

204 CV y un precio muy interesante

¿Y si subes el ritmo? Entonces aparece el subviraje y algún que otro balanceo para avisarte de que no ha nacido para eso: los tramos de rally hay que dejarlos para otros coches que sí, irán mejor en estas zonas, pero serán más incómodos y menos polivalentes.

Para terminar la prueba del Ceed GT, no puedo pasar por alto la buena relación entre precio y potencia que hay aquí. En Kia suelen hacer ofertas muy buenas, y en el momento de escribir esto te puedes llevar uno de estos por poco más de 25.000 euros con un buen equipamiento (según su propia web). De hecho, solo se le puede poner como opción el 'pack premium' que lleva volante y asientos con calefacción (estos también ventilados), control de velocidad adaptativo (en el automático), equipo de sonido JBL y alguna chuchería más.

Fotos: Álex Aguilar

  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.591 cc

  • Par motor

    265 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    204 cv /6.000 rpm

  • Cambio

    Manual

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    1225 L

  • Aceleración 0-100

    7,6 s

  • Velocidad máxima

    230 km/h

  • Consumo oficial

    9,7/6,1/7,4 l/100km

  • Precio

    30.350

  • Garantía

    7 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de KIA Cee'd Todo sobre KIA Ceed

Buscador de coches

Y además