Prueba Audi A6 Allroad Bi-TDI: ¿qué quieres arrastrar hoy?

El mejor crossover de los cuatro aros te da todo lo que necesitas para ser feliz: sí, también te da masajes en la espalda.

8 10

Nuestro veredicto

¿Masajes en la espalda?

Pues sí. Pero no es más que una anécdota dentro de lo que ofrece el Audi A6 Allroad Bi-TDI. Debo confesarlo: esta prueba me gusta, es un coche que nació abriendo un nicho de mercado, un híbrido entre un familiar y un SUV de lujo, que fue un éxito rotundo en varios mercados y cuya existencia sigue siendo un chollo para la marca: cuatro cambios menores y una factura bastante más generosa. Supongo que será el efecto SUV.

¿En qué se diferencia?

Te interesa: este es el nuevo Audi Q5 2017

Audi ha moderado (o refinado) el aspecto de este crossover. El primer Audi A6 Allroad contaba con cambios de importancia respecto al A6 Avant: paragolpes de plástico, llantas específicas con un aspecto más robusto, una carrocería más elevada. Ese estilo molaba y por eso fue un éxito. El modelo actual peca de conformismo: con los bajos pintados, como lleva mi unidad de pruebas, te costará distinguirlo de un A6 normal y eso no creo que sea lo más inteligente: si pago, quiero diferenciación, quiero exclusividad.

Pero algo cambia, ¿no?

Sí: la parrilla cromada, los bajos con protección o el difusor trasero son algunos de los detalles exclusivos de esta versión. Las llantas son muy chulas, pero comparadas con aquellas de cinco palos macizos y tornillos a la vista del original, parecen bailarinas de ballet. Quizás la principal novedad del Audi A6 Allroad sea su suspensión neumática ajustable en altura: cuando lo pones en la opción más elevada sí empieza a parece lo que realmente es. En el interior, cambios los justos.

 

 

Con suspensión neumática tiene que ser muy cómodo

¡Y tanto! Este Audi A6 Allroad es un coche pensado para viajar, para cruzar el planeta de punta a punta si te apetece. Es un rutero infatigable que devora los kilómetros envuelto en calidad y refinamiento. Su suspensión neumática asegura un confort de primera, mientras que en terrenos algo más complicados, por ejemplo caminos de tierra o de montaña, se defiende más que bien. Su tracción integral quattro y una dirección sorprendentemente precisa hace que en zonas de curvas esta ballena de más de dos toneladas vaya sobrada. 

Pero si su suspensión combina refinamiento y eficacia, su motor es lo que realmente hace que el coctel sea irresistible.

¿Qué motor lleva?

Estoy probando la versión más potente de la gama y quizás uno de los mejores motores diésel que puedas comprar en el mercado. Se trata de un V6 de tres litros sobrealimentado mediante doble turbo que genera 320 CV y un descomunal par de 650 Nm entre las 1.400 y las 2.800 vueltas. Como te decía, es la guinda perfecta para un coche concebido para viajar relajado: siempre que rozas el pedal derecho tienes fuerza disponible y jamás te dejará en la estacada. 

No obstante, sí debo decir que existe algo de lag desde que presionas a fondo el pedal derecho hasta que los dos turbos dejan pegada tu espalda al respaldo. Un instante más tarde este A6 Allroad Bi-TDI no corre, vuela. Gracias a la tracción integral y a una caja de cambios tiptronic de ocho velocidades que salva la papeleta, las prestaciones son de auténtico deportivo: acelera de cero a cien en 5,5 segundos, al nivel, por ejemplo, de un Volkswagen Golf R.

¿Se podría decir que es un SUV deportivo?

Los primero de todo: no me gustaría considerar al A6 Allroad como un SUV. Segundo: es un coche que no quiere ser un deportivo, pero que gracias a la adaptabilidad de su suspensión neumática y a una mecánica muy potente, se defiende muy bien si quieres ir rápido. ¿Quizás esta sea la principal ventaja de su estética más similar a la del A6? En cuanto a comportamiento las diferencias son mínimas y esto hace que pueda resultar una opción más interesante para un mayor número de potenciales clientes: un familiar potente y eficaz o un coche con ciertas capacidades off-road (las justas, no te vayas a pensar).

¿Fuera de asfalto mal, no?

¿Quizás más sensato? Este es el Audi A4 Allroad 2016

No es un coche para meter por una trialera, pero como te decía, sí te ofrece la versatilidad de salir de algún que otro apuro puntual. Por ejemplo: en caminos de tierra, con piedras y algún que otro agujero provocado por los tractores, con este Allroad viajas tranquilo, como en una alfombra voladora que traga con todo; en un A6 estarías sufriendo. Es esa capacidad de adaptarse al medio su principal valor añadido, ¿vale la pena pagar mucho más por eso? Eso lo decides tú.

¿Qué más ofrece?

Repaso rápido: tenemos un coche potente, cómodo y versátil gracias a su suspensión neumática. Ese podría ser un buen resumen de este coche, pero hay más. Estamos ante un coche de lujo y en su interior te sientes afortunado. Debo confesar que esta unidad de pruebas está generosamente equipada: haciendo números en su configurador he descubierto que lleva más de 50.000 euros en extras, por lo que como te puedes imaginar, tienes pijadas que te hacen sentir el rey del mundo.

 

 

El masaje en los asientos, un sistema de audio Bang and Olufsen que convierte el habitáculo en una sala de conciertos, el techo panorámico, el techo en alcántara: cuando te subes a este Audi A6 Allroad no te quieres bajar y sería un coche perfecto para ponerse en la piel del protagonista de la peli ‘Transporter’. ¿Que hay que ir a Siberia? ¿Dónde hay que firmar?

Todo esto tendrá un precio, ¿no?

¡Y tanto! Este Audi A6 Allroad Bi-TDi es un coche que es bueno en prácticamente todos los aspectos. Cumple también como familiar de alta gama, espacioso y con buen maletero, pero el precio de la versatilidad no es bajo: su precio base es de 75.270 euros, 4.200 más que el A6 Avant con la misma configuración mecánica. Pero como te decía, este lleva un auténtica orgía de extras, que hace que su factura final alcance unos alucinantes 125.000 euros. Por ese precio se me ocurre una lista de coches alternativos tan larga como la lista de opciones de este coche. Pero lo que está claro es que si quieres un coche para todo, lujoso y refinado, con estilo y, sobretodo, discreto, este Audi A6 Allroad no te va a defraudar.
 

Lecturas recomendadas