La colección de coches de Justin Bieber: ¡menudo cante!

La ostentosa colección de coches de Justin Bieber está compuesta por los modelos más espectaculares de Lamborghini, Bugatti o Ferrari. Vamos a conocerlos.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Coincidiendo con sus conciertos en Barcelona y Madrid, hoy te presentamos la colección de coches de Justin Bieber. El cantante canadiense, gran amante de los vehículos de lujo, tiene en su garaje algunos de los modelos más exclusivos de Bugatti, Lamborghini o Ferrari. Ah, y también posee algunas horteradas, como un Audi Leopardo.

¿Qué te parece si echamos un vistazo? Quizás, el intérprete de temas como Boyfriend o Baby quiera emular el nivel de los cochazos de Lewis Hamilton, uno de sus grandes amigos diurnos y nocturnos. Pero a pesar de su ostentación automovilística, los coches de Justin Bieber están lejos de aproximarse a los vehículos de Bernie Ecclestone o a los del Sultan de Brunéi. Pero, todo llegará.

Volviendo al yogurín norteamericano, te diremos que con sus millones de discos vendidos es uno de los artistas más talentosos cotizados y forrados del momento. Según la publicación People with Money su patrimonio ronda los 245 millones de dólares. Para que te hagas una idea de su nivel de ingresos, solo entre octubre de 2015 y octubre de 2016 percibió 82 millones de dólares. 

Cadillac Batmóvil y Fisker Albal

Como hemos visto, dinero para gastar no le falta. Pues, prepárate, porque el amigo Justino es un apasionado de los coches de lujo y cambia de volante casi tanto como de peinado. Hablando de temas capilares, no se corta un pelo a la hora de exhibir sus maravillas mecánicas en las redes sociales o en las calles de Beverly Hills, donde se le puede ver dándose una vuelta. 

Arrancamos el paseo por el parking del artista con uno de sus automóviles más sencillitos, por decir algo. Nos referimos a un Cadillac CTS-V Coupé de color negro mate. Esta especie de Batmóvil como lo han bautizado por su apariencia estética exterior, fue uno de sus primeros caprichitos. El cuestionable aspecto del coche es obra de una compañía especializada en la personalización de automóviles en Los Ángeles.

Cuando cumplió los 18 años, y con el evidente ánimo de hacerle la pelota, su mánager Usher le regaló un precioso Fisker Karma. Lo hizo en directo en un programa de televisión al que acudieron el intérprete y su representante. Al ídolo del pop no le debió parecer suficientemente exclusivo el vehículo de 102.000 dólares porque decidió cambiar su color negro a un cromado conjuntivitis. No nos queremos imaginar lo molesto que debe ser para los conductores que se crucen en un día soleado con esta especie de papel Albal sobre ruedas.

Deportivos italianos y coches de yayo

Según ascendían los ceros de su cuenta corriente, fue subiendo el nivel de sus automóviles. Pronto los deportivos, especialmente los italianos, comenzaron a amontonarse en su casa. Entre ellos, un Ferrari 458 Italia, Ferrari F430, Lamborghini Aventador, Bugatti Veyron. El representante alemán es un Porsche 997 Turbo.

El ídolo de las adolescentes se reserva para los días más tranquilitos un Cadillac Escalade, un Range Rover customizado en mate o un Rolls-Royce que le queda como a un Cristo dos pistolas. Y cuando trata de conducir un coche más apropiado para su edad, se pone al volante de su Smart, también negro mate.

Por último, te hemos reservado dos coches de Justin Bieber que por sus particularidades están fuera de concurso. Uno de ellos es un Audi R8 personalizado con una horripilante carrocería de leopardo. Pero, ¡qué manera de transformar una maravilla en un atentado estético! Y el otro, una furgoneta Mercedes de la que se le vio salir corriendo como un Sprinter.

 

Multas y excesos de velocidad

Al volante de sus coches, Justin Bieber ha acaparado unas cuantas portadas en las páginas de sucesos de diversos diarios. Amante de la velocidad y de las sensaciones fuertes, y quizás algo aburrido de tanto dinero y fama, no ha dudado en alguna ocasión hacer la cabra cuándo no debía. Así sucedió cuando participó en una carrera ilegal por las calles de Miami. Acabó detenido y en la comisaría de Miami Beach. Menudo pardillo.

En otra ocasión, la cosa fue mucho peor puesto que atropelló accidentalmente a un reportero gráfico con su Ferrari 458 Italia de color blanco. El fotógrafo trataba de tomar una instantánea del jovenzuelo, cuando quedó atrapado entre el vehículo de éste y otro que se encontraba aparcado.

Tampoco se ha privado de algunas multas por exceso de velocidad, como cuando fue sancionado, evidentemente por ir más rápido de lo permitido, en una calle de Los Ángeles.

Como verás, este angelito con cara de no haber roto un plato, ha protagonizado algunos deslices al volante de sus geniales bugas. A veces los coches de Justin Bieber comparten protagonismo con sus actuaciones.

Ver galería

  

Tags

  • Coches deportivos
  • Superdeportivos