El Corvette de un narco se transforma en un coche de policía en Guatemala

¡Claro que sí, guapi!

Si ya lo decía yo con los dos Ferrari FF del Rey. No digo que el Rey emérito sea un narco, pero ante coches que llegan al estado sin saber muy bien cómo siempre se pueden aprovechar para hacer el bien. La Policía de Guatemala no dudó en incorporar a su flota de coches este espectacular Corvette incautado al narcotraficante Manuel Felipe Arrellanes Monroy tras ser arrestado en el año 2016. ¡No tendrán mucho dinero, pero tienen un Corvette como coche de Policía! Aquí puedes ver más fotos de este bólido policial.

Te interesa: sí, estás viendo un Rolls-Royce de la Policía

El coche fue pintado con los colores de la Policía Nacional Civil de Guatemala, en color azul, blanco y amarillo. La verdad es que la combinación no le queda mal con las llantas en color negro y las pinzas en rojo. Ahora bien, es de esperar que las críticas hayan alcanzado buena parte de la sociedad civil del país: tener un Corvette como coche patrulla teniendo en cuenta que hay que dar de beber a su motor V8 de 460 CV no parece la opción ideal para un país con más del 50% de su población en el umbral de la pobreza según la coordinadora residente de Naciones Unidas en Guatemala.

 

 

 

 

El caso es complejo y quizás sea también una forma de llamar la atención sobre la labor de la Policía para atraer a jóvenes que pueden ver como una opción laboral de futuro. Ahora bien, este Corvette de la Policía de Guatemala no se utilizará simplemente como un reclamo en convenciones y para promocionar al cuerpo, está equipado con un sistema de radio y de sirenas y será utilizado para patrullas nocturnas alrededor del país así para la protección y seguridad vial en los alrededores del Aeropuerto La Aurora en Ciudad de Guatemala. 

 

 

Patrullas nocturnas. Con un Corvette de 460 CV. Ya me estoy imaginando la cara de felicidad de los agentes que tengan que cumplir semejante labor. ¿Lo veremos estampado sobre algún árbol en los próximos meses? No lo descartaría, la verdad.

Lecturas recomendadas