Mansory J.S.1 Edition: un Lamborghini de 830 CV

El marchante de arte James Stunt conducirá este Aventador realizado por Mansory en exclusiva para él. Desde luego no podrá pasar desapercibido ni por el aspecto exterior del coche ni por el rugido de su motor.

Ver galería

El preparador alemán Mansory ha recibido otro encargo del multimillonario James Stunt, que será el flamante y exclusivo propietario del que han llamado Mansory J.S.1 Edition. No hace falta que te explique lo que significa el nombre.

Realizado expresamente para él sobre la base de un Lamborghini Aventador 750-4 SuperVeloce, es un trabajo de preparación sobre un modelo que en nuestro mercado ronda el medio millón de euros. Diseñado para complacer los gustos del marchante, este Mansory J.S.1 Edition incorpora un kit estético realizado íntegramente en fibra de carbono e inspirado en el diseño de los caza-bombarderos. Por este motivo, resulta más bajo, más ancho y sobre todo más musculoso que el Lambo SV de serie y tanto la carrocería como las llantas son de color negro.

Tanto el paragolpes delantero como el splitter han sido diseñados para mejorar la refrigeración del motor y atraer el máximo flujo de aire hacia el difusor trasero y el spoiler, lo que optimiza la carga aerodinámica en las curvas. En la misma línea, los faldones, las llantas y hasta el capó contribuyen a aligerar el peso del coche, que pierde en total 50 kilos para conformarse con 1.645 kg de peso.

En el apartado mecánico los especialistas de Mansory modificaron la electrónica del bloque V12 de 6.5 litros firmado por Lamborghini, pero también reemplazaron el escape completo, añadieron un filtro de aire específico y lograron una ganancia de potencia importante. El propulsor desarrolla ahora 830 caballos a 8.600 vueltas en lugar de los 750 del SV de serie, mientras que el par se incrementó en 60 Nm alcanzando los 750 Nm. Con estas reformas las prestaciones del J.S.1 Edition son mejores que las del Aventador SV. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos, de 0 a 200 en 8,4 y de 0 a 300 en 23,4 segundos, unas décimas más rápido que el modelo de serie en todas las marcas. Además, a pesar de la mayor carga aerodinámica, la velocidad máxima se cifra en 355 km/h, 5 km/h más que el SV 'normal'.

No se sabe el precio pagado por el capricho, pero para alguien que atesora cuadros de Picasso, Van Dyck y demás artistas no creo que haya sido un problema. Si te interesa que te preparen uno a tí puedes buscar los datos de Mansory en internet.

No te pierdas:

- Nuevo Lamborghini Centenario: exclusividad a raudales

- Las diez claves del nuevo Lamborghini Huracán Spyder

Tags

  • Mansory
  • Lamborghini
  • preparaciones de coches