Scuderia Cameron Glickenhaus 003: ¡luz verde a su producción!

La temida NHTSA le permite producir hasta 325 coches al año. ¡Qué tiemble Koenigsegg y Pagani!

SCG003S

Jim Glockenhaus ha dado la noticia: la NHTSA le ha confirmado oficialmente como un constructor de bajo volumen. Eso significa que la administración encargada de la seguridad sobre el asfalto en el gigante americano le permite construir coches de calle, dando luz verde a su SCG003 Stradale, aunque eso sí, en una tirada limitada: no más de 325 coches al año.

Un rival en tierras americanas: este es el Hennessey Venom F5

Aunque eso es solo el límite hasta donde puede llegar: la marca no tiene previsto producir tantos coches de calle, es más, en los primeros años no hará más de diez coches al año, por supuesto de manera completamente artesanal y basados en la versión de competición que ya conocemos y que destrozó el tiempo durante las 24 Horas de Nürburgring.

Con este anuncio, Scuderia Cameron Glickenhaus también ha confirmado las características técnicas del SCG003 Stradale, la versión de calle de su hiperdeportivo. Estará propulsado por un motor V8 de 4.4 litros y doble turbo que genera 750 CV y más de 800 Nm de par enviados a las ruedas traseras mediante una caja de cambios de siete velocidades. También cuenta con un chasis de carbono, suspensión ‘push-rod’ con amortiguadores de dureza variable, frenos brembo y velocidad, mucha velocidad.

 

 

Y es que el SCG003 Stradale será capaz de acelerar de cero a cien en menos de 2,9 segundos, superar los 350 km/h y producir más de 2G de tracción en curvas, con un imponente downforce de 700 kg a 250 km/h. Toda esta tecnología no es barata: costará dos millones de dólares, unos 1.8 millones de euros, pero a cambio te llevarás un auténtico coche de carreras con matrícula, al más puro estilo de los comienzos de Enzo Ferrari: James Glickenhaus es un apasionado del constructor italiano, padre del espectacular Ferrari P4/5 y conocido coleccionista de la marca de Maranello.

El SCG003 estará también disponible en otras dos versiones: la ‘Competizione Stradale’ y la ‘Competizione’. La primera será, en esencia, una versión de carreras con matricula, algo así como el McLaren P1 GTR homologado para calle. Por su parte, la versión de competición se podrá utilizar en varias carreras a lo largo del globo, para lo cual SCG te proporcionará todo el soporte necesario para participar, en cualquier parte, en cualquier momento.

Scuderia Cameron Glickenhaus pretende empezar la producción el año que viene con una tirada de apenas cuatro o seis coches, por lo que de momento prefieren ser prudentes y hacer las cosas bien que correr más de la cuenta. El objetivo en el largo plazo es desarrollar otros modelos y conseguir más financiación para poder levantar una nueva fábrica que les permita una capacidad de fabricación de 100 coches al año.

El SCG003 va a dar mucho de qué hablar: menos de dos millones no es una locura para algo tan exclusivo y espectacular. James Glickenhaus es un auténtico petrolhead, un entusiasta con mucho dinero capaz de crear coches sensacionales: ¿estamos ante el nuevo Christian von Koenigsegg u Horacio Pagani? Eso solamente el tiempo lo dirá.

 

Lecturas recomendadas