Lynk and Co 01: ¿el coche más conectado del mundo?

El primer modelo del fabricante chino, perteneciente a Geely (los dueños de Volvo) es un crossover.

Ver galería

Es muy posible que nunca hubieras oído hablar de ellos, pues son de reciente creación y en principio su objetivo era centrarse exclusivamente en los aspectos relativos a la movilidad del futuro del grupo, pero ahora parece que las tornas han cambiado y han presentado el Lynk and Co 01. 

En Oriente no dan puntada sin hilo, ya no se andan con tonterías copiando automóviles y el primer coche de Lynk and Co, compañía que pertenece a Geely, que ves en las fotos tiene unas formas que dejan clara la intención de la marca de adentrarse en el mercado del mejor modo posible: creando un tipo de vehículo que prácticamente pueda venderse solo. En las imágenes que han hecho públicas hasta el momento se ve que es muy parecido al Volvo XC40, puesto que usa su misma plataforma (su creación ha sido vigilada de cerca por el anterior jefe de Diseño de Volvo, Peter Horbury). Mide 4,53 metros de longitud, 1,85 de ancho y 1,65 de alto con una distancia entre ejes de 2,73 metros. Desde luego, el Lynk and Co 01 será un coche con mucho espacio en su interior. Ah, y se parece un poco al Porsche Cayenne y al Kia Sportage.

Hace algunos años, cualquier cosa que viviera desde China era mirada por Occidente con despreocupación e incluso algo de sorna, hasta que aquellos que tanto reían se acordaban de que unos 20 años atrás sucedía lo mismo con Corea -basta con mirar a fabricantes como Hyundai o KIA para comprender el craso error cometido entonces-. Ahora, una submarca del grupo Geely (propietario de Volvo) está lista para emprender su trayectoria en el mundo de la fabricación de automóviles y en la galería de fotos de arriba tienes el Lynk and Co 01

Y el puente más alto del mundo está en... China, evidentemente

Dado que utilizará la plataforma CMA, el 01 tendrá una variedad de motores de tres y cuatro cilindros con turbocompresor establecidos para los próximos 40 coches de la nueva serie de Volvo (los 2.0 y 1.5 están entre ellos). Dependiendo de la elección del propulsor, el vehículo se ofrecerá con una caja de cambios manual y una transmisión de doble embrague de siete velocidades. Las versiones híbridas y eléctricas llegarán más tarde.

Si en algo sale reforzada la marca china en su colaboración con Volvo, es en la protección de los ocupantes. El Lynk and Co 01 llevará todos los sistemas de seguridad pasiva de la marca sueca, como el frenado de emergencia autónomo, advertencia de colisión frontal o la detección de peatones. Serán de serie en un "SUV cargado de tecnología" como lo describe la marca. Sin embargo, no habrá distintos acabados, como en los modelos al uso. En lugar de eso, se lanzarán "colecciones" que cambiarán cada año.

Pretende ser "el coche más conectado a la fecha" con una pantalla táctil de 10,1" para el sistema de información y entretenimiento que siempre estará conectada a Internet y a la propia nube del coche. Incluso tendrá un botón de acción que permitirá al propietario del Lynk and Co 01 proporcionar acceso al coche a otros usuarios a través de una clave digital que se puede compartir en un simple smartphone. Esta misma característica también se ofrecerá en Volvo a partir del próximo año, cuando una aplicación en el smartphone reemplazará con eficacia las llaves de sus coches en algunos modelos.

"No se trata de la tecnología, sino cómo puede jugar a tu favor", cuenta a Top Gear David Green, responsable del departamento digital. "La clave es nuestra plataforma abierta... y esa apertura a terceras partes. Si ya tenemos una aplicación y la llave compartida, imagina qué puede venir después", añade. 

El Lynk 01 saldrá a la venta en China en 2017 y más tarde lo hará en Estados Unidos y Europa. Siguiendo el ejemplo de Tesla, sólo podrá adquirirse por internet o en un concesionario específico de la marca. "Hemos trabajado con Microsoft y Alibaba para cambiar el modelo de cliente. Hay que empezar por el principio y echar un vistazo a las vidas de los consumidores modernos. Probablemente querrán configurarlo online, ir a un concesionario para hablar, regresar a casa, consultarlo con su pareja y después comprarlo a través de internet desde su sofá", comenta Green.

Solicitar un coche para un test tampoco es algo válido ya, puesto que "con la llave digital compartida puedes tener una flota de vehículos aparcados donde quieras, así que los compradores potenciales pueden probarlos cuando quieran, en mitad de la noche si lo desean así", dice Green.

Lynk and Co introducirá dos modelos más en los próximos años bajo el nombre de ‘02’, ‘03’ y '04'. Desde luego, en el nombre no han querido arriesgar… 

Y otra cosa, queridos usuarios... ¿es bueno que las compañías automovilísticas se acerquen a la industria de la electrónica de consumo o eso acaba con la diversión en la conducción?

 

Ver galería

Tags

  • Garaje
  • Lynk and Co.