Diseño de coches (vamos, del Seat Ateca) en ocho pasos y 1.400 días

¿Preguntas sobre el diseño de coches? Se necesitan 1.400 días y mil litros de pintura. La marca no habla del Seat Ateca, pero creemos que va por él…

Ver galería

El diseño de coches, como todo en esta vida, está marcado por las frías cifras: 1.400 días, más de 1.000 esbozos, 5.000 kilos de arcilla y 1.000 litros de pintura. La compañía española habla de cuatro años para la creación de un modelo, así que entendemos que se refieren al nuevo Seat Ateca, protagonista de estas fotos y este vídeo.

El proceso, que dura cuatro años (exacto, habías hecho bien las cuentas), empieza con un lápiz y un papel, de forma artesanal. Y termina en las cadenas de montaje, pasando por réplicas del vehículo a escala real en arcilla, la búsqueda de nuevos colores y texturas y la definición de su interior. En total, se dan ocho pasos:

  1. 1. Briefing. Se redactan las líneas maestras de lo que debe reunir el nuevo producto. Esta hoja de ruta definirá el ADN del modelo, así que todo el proceso se ajustará a estas primeras indicaciones.
  2. 2. Esbozos. El diseño del coche va tomando forma con los primeros dibujos. Se parte de “lo que nos gustaría hacer”, explica Jaume Sala, responsable de Diseño Interior de Seat, para terminar realizando “casi una foto” del nuevo automóvil. En cuatro años, se llevan a cabo casi 1.000 bocetos.
  3. 3. Generación del CAD. Los esbozos se recrean de forma virtual para dar volumen al futuro vehículo. Este documento no sólo sirve para el diseño del nuevo coche, sino también para hacer un seguimiento técnico del mismo.
  4. 4. Modelo de arcilla. Se fabrica un prototipo de arcilla que pesa 4 toneladas, el doble (y más) que un automóvil normal. Así, se recrea el diseño exterior y se va dando forma a medida que se introducen los cambios. En este proceso también hay un trabajo artesanal, el del moldeador que pule a mano el modelo.
  5. 5. Frozen model. Es el diseño exterior definitivo aprobado por la automovilística. Su apariencia es completamente real, aunque todavía hablamos de arcilla –que los profesionales llaman clay, en inglés, que es más cool-. A lo largo de todo el proceso, pueden llegar a utilizarse hasta 5.000 kg de clay. Clay, clay.
  6. 6. Creación de colores. El departamento de Color&Trim (Trim=Tapicería y revestimientos del habitáculo) produce los tonos internos y externos del nuevo modelo. Trabaja con un margen de dos años y se inspira en ideas que vienen “del mundo de la moda, la arquitectura o el diseño de productos”, según Jordi Font, responsable de esta división en Seat. Se llevan a cabo unas 100 formulaciones y se invierten 1.000 litros de pintura para crear una paleta de 12 colores exteriores.
  7. 7. Asientos. En su elaboración se tienen en cuenta criterios “de confort y estéticos”, asegura Sala. Color&Trim también está implicado en esta parte del proceso: con una máquina de coser se preparan los patrones, “combinando los materiales y tonos que puedan encajar mejor”, según Font.
  8. 8. Diseño interior. “Orientado al conductor”, enfatiza Sala -y cualquier dossier de prensa que hayamos leído en los últimos diez años-. La pantalla ha ganado protagonismo (jamás lo habríamos notado): primero se decide su ubicación y luego viene todo lo demás. En esta parte del diseño de un coche prima la funcionalidad; “nos preguntamos dónde guardar el teléfono móvil, las gafas o la botella de agua, así que, sobre todo, debe ser útil y eficaz”, añade.

Todos estos procesos culminan en un nuevo modelo, pero el equipo de diseño no se detiene tras cuatro años de intenso trabajo, ya que se encamina un nuevo proyecto.

Tags

  • Seat Ateca
  • Diseño de coches
  • Seat