Los monoplazas de Ayrton Senna en la F1

Hoy repasamos los monoplazas de Ayrton Senna en la F1, máquinas con las que construyó su leyenda en las 11 temporadas en las que compitió en la categoría reina. Desde el Toleman-Hart hasta el Williams FW16. No se nos ha olvidado ninguno.

Imagen de perfil de Javier Prieto
Ver galería

Siempre es un placer recordar a Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de todos los tiempos quien protagonizó impresionantes adelantamientosgrandes carreras en la Historia de la F1. Y hoy lo hacemos a través de los monoplazas del astro brasileño en la F1. Fueron un total de 11 bólidos pertenecientes a las escuderías Toleman, Lotus, McLaren y Williams con los que construyó su leyenda entre 1984 y 1994.  Al volante de ellos logró 3 coronas mundiales, 2 subcampeonatos, 41 victorias, 65 poles y 80 podios.

Con este palmarés, esas máquinas bien merecen nuestro post y tu atención, ¿no crees? 

Comenzamos el repaso a los bólidos de Ayrton Senna en la F1 con el Toleman-Hurt. Con él debutó en 1984 en la máxima categoría.  A pesar de las modestas prestaciones del coche, Senna pronto le mostró al mundo la magia que atesoraban sus manos. Así lo demostró en el GP de Mónaco de ese año. Terminó 2º en una exhibición memorable bajo la lluvia. Solo la injusta suspensión de la prueba cuando el brasileño volaba hacia la meta, impidió su victoria. El triunfo se lo llevó un tal Alain Prost, pero la gloria y el reconocimiento del paddock fueron para Senna.

En la temporada siguiente se puso a los mandos de un Lotus. Con el 97T firmó la primera victoria de su vida en la F1. Se produjo en el GP de Portugal. Otra lección bajo un diluvio que dejó absorto a rivales y aficionados. Sin embargo, la formación británica no le pudo ofrecer un coche ganador en los 3 años en los que estuvo en sus filas.

Por ese motivo en 1988 fichó por McLaren. En esta escuadra vivió su etapa más laureada. El MP4-4 de ese año es considerado el mejor monoplaza que jamás se haya construido. Con la escuadra de Ron Dennis logró los títulos de 1988,1990 y 1991, así como los subcampeonatos de 1989 y 1992. Fue una época gloriosa para el paulista en la que forjó una rivalidad brutal con su compañero de equipo, Alain Prost. Nacía una estrella. Ante la incapacidad de los de Woking para hacer frente a la supremacía de Williams, se marchó a esta última escudería. Allí pilotó el peligroso FW16 con el que encontró la muerte el 1 de mayo de 1994 en el GP de San Marino.  

Ver galería

 

Tags

  • F1
  • Pilotos F1
  • McLaren F1