Prueba del BMW M140i: añadiendo picante a la receta

Ahora con más sabor...

Imagen de perfil de Redacción Top Gear
Ver galería

¿BMW M140i? Es idéntico al M135...

Correcto, pero hay una diferencia: el M135 está muerto y el M140i muy vivo...

¿¡Qué!?

Te explico: el nuevo compacto más potente de la gama BMW se llama ahora M140i y se diferencia del anterior modelo en pequeños detalles que empiezan por su motor, que ahora entrega 340 CV -el modelo al que sustituye sólo ofrecía 320- y 500 Nm de par máximo gracias a un nuevo bloque de tres litros y seis cilindros en línea que sube con alegría hasta las 7.000 revoluciones por minuto... para deleitar a su conductor. ¿Te preocupa el consumo? Según afirma la propia marca el consumo medio del modelo manual es de 7,8 litros cada 100 km y 7,1 si optas por la versión automática, con unas emisiones de CO2 de 179 y 163 gr/km, respectivamente. 

Y no es barato, claro

Depende de cómo lo mires: sus cifras se acercan peligrosamente a las que ofrece el BMW M2, el nuevo y espectacular deportivo de la marca. Pero sin una producción tan limitada como la de éste, que ha agotado su capacidad de producción para el primer año -si compras uno ahora, no llegará a tus manos hasta 2017-. 

Ver galería

Que me digas el precio... 

Ahí va: el BMW M140i sólo estará disponible con carrocería de tres puertas -gracias- y tendrá un coste de 44.750 euros en su versión de cambio manual y 47.395,76 si lo prefieres con cambio automático. Pero espera, porque todavía puedes hacerlo más caro: existe una versión xDrive -con tracción total, como habrás podido imaginar- de 49.150 euros. Más los extras...

¿Merece la pena comprar el automático?

Aunque nunca te va a ofrecer la misma sensación de conexión con el coche y la carretera que una buena caja manual -y la de cualquier BMW lo es-, lo cierto es que el cambio automático del BMW M140i es excepcionalmente bueno: ofrece un tacto agradable, adictivo y además permite reducir bastante los consumos del coche, que es algo que a la larga vas a agradecer si sueles realizar trayectos tranquilos sin exprimir al coche. 

¿Es más rápido?

Sí. Con la caja automática el pequeño BMW puede alcanzar los 100 km/h en 4,6 segundos -4,8 en su versión manual-, lo cual lo hace casi medio segundo más rápido que el M135i al que reemplaza y más veloz que el Ford Focus RS y el VW Golf R... que tienen tracción total. 

¿Cómo va en movimiento?¿Alguna mejora en este sentido?

Y tanto. El M135i estaba demasiado orientado a la comodidad de sus pasajeros y su talón de Aquiles eran las carreteras de montaña reviradas. Para ponerle remedio el nuevo BMW M140i es ahora algo más firme de suspensiones y a consecuencia de ello se desenvuelve mucho mejor en los cambios rápidos de apoyo y los asfaltos de firme irregular. 

Entonces es lo mejor que hay... 

No nos confundamos: el comportamiento del coche ha mejorado bastante y ahora es una herramienta más apropiada para poder colocarte el cuchillo entre los dientes y lanzarte a devorar las curvas de tu circuito favorito, pero su puesta a punto nunca llegará a ser tan radical como la de un Honda Civic Type R, al que no le importa el ritmo que seas capaz de llevar: siempre va a pedirte más. 

Ver galería

Pues vaya... 

Tranquilos, porque la pregunta que hay que hacerse es muy sencilla: ¿cuántas veces entras en circuito al año? En todos los demás menesteres el BMW M140i es más coche -sobre todo a la hora de no torturar cada hueso de tu cuerpo-, así que si en tu lista de prioridades no entra la de rodar en Nürburgring -¿conoces todos sus datos?- todos los miércoles el pequeño alemán cumplirá de sobra contigo. 

Para ser así de radical ya está el BMW M2, ¿verdad?

Correcto. 

¿Veredicto? 

Si estás buscando un vehículo deportivo pero práctico, confortable, rápido y con la capacidad para que su parte trasera baile con cierta soltura sin tener que conectar ningún Modo Drift -como el del Ford Focus RS, que fue descubierto por accidente-, el BMW M140i puede ser tu coche perfecto. Yo me lo compraría sin dudarlo... 

Texto: Ollie Kew

Tags

  • BMW
  • M140i