Pasar al contenido principal

BMW Z4 o Toyota Supra: ¿cuál escoger?

¿Cuál escoger?
Tienen una pequeña diferencia ahí arriba

Sí, preguntar cuál escoger, el BMW Z4 o el Toyota Supra puede no tener demasiado sentido. Porque más que nada no son rivales directamente comparables. Bueno en el fondo sí porque juegan en la liga de los mejores deportivos. Pero lo hacen en categorías diferentes. Por si no lo has notado, el BMW Z4 es un roadster que vuelve a sus raíces de capota de lona, mientas que el nuevo Toyota Supra de 2019 es un modelo coupé que se ha desarrollado junto a BMW.

Siendo justos, esto ocurre muy a menudo, pero parece que en el caso de Toyota la cuestión ha levantado alguna que otra ampolla entre los más puristas de la marca japonesa que llevaban más más de década y media esperando la resurección del Toyota Supra. En todo caso, estamos ante dos de los coches nuevos de 2019 que más miradas van a atrapar.

Aunque en Japón el Toyota Supra cuenta con motores de cuatro cilindros turbo (el 1.998 de 197 y 250 CV que corresponden también a los Z4 sDrive 20i y sDrive 30i), por ahora me voy a centrar en los más potentes: motor turbo, seis cilindros, tres litros y 340 CV.

Veamos en que destaca cada uno...

BMW Z4 o Toyota Supra: motores

Si dudas entre el BMW Z4 o el Toyota Supra a causa de sus motores, te diré que no deberías. Porque son los mismos. Desde el principio Tatsuya Tada, el jefe de Proyecto del Supra, reconoció que unas de las cosas que les llevó a asociarse con BMW es su capacidad para hacer motores de seis cilindros. 

Uno de los términos del desarrollo de los dos deportivos es que ambos utilizarían tanto los propulsores como el tren de rodaje del que sería el nuevo BMW Z4 y el Z5, pero cada uno adaptado a las particularidades de cada modelo. Eso sí: si los Supra siempre han sido 2+2, en esta última generación, denominada A90, es un biplaza.

Las cinco generaciones de Toyota Supra, juntas

En teoría el nuevo Z4 debería ser un gran roadster puro, un modelo dinámico con un toque de comodidad suficiente como para ser usado todos los días. Por su parte, Toyota ha puesto a punto el modelo teniendo en cuenta la deportividad como principal reclamo. Por eso los primeros datos que se han dado de este modelo se basan en la versión de seis cilindros.

Y aquí tenemos que volver a BMW: ese seis cilindros es el bloque de 2.998 cc con 340 CV y una potencia específica de 8,8 CV/l del que te hablaba al principio. En Toyota no tienen problema en admitirlo. Es más: si te puedo decir que se trata del propulsor B58B30M1 y que a su vez está asociado a la espectacular caja automática ZF 8HP51, es porque lo he extraído de fuentes japonesas.

Eso no tiene por qué ser malo, sino todo lo contrario. El BMW Z4 M40i (prueba) es un modelo muy elástico que empuja desde muy abajo y hasta muy arriba, suena muy bien (especialmente en modo Sport Plus) y además es una delicia incluso a baja velocidad.

Si echamos un vistazo a las prestaciones, parece ser que el Toyota es ligeramente superior: aunque ambos están limitados a 250 km/h, el Toyota acelera de 0 a 100 km/h 0,3 segundos más rápido. Y aunque aún no se sabe el consumo del Supra, las emisiones declaradas son superiores que en el caso del alemán: 165 contra 162 gramos de CO2 por kilómetro.

BMW Z4 o Toyota Supra: plataforma

Como ya te he comentado antes, el tren de rodaje es común. En todo caso, los ingenieros japoneses han trabajado a fondo para dotar a su nuevo coupé de un carácter propio. Si echas un vistazo a la prueba del nuevo Toyota Supra, verás que Toyota organizó una jornada de pruebas en el Circuito del Jarama, en Madrid, lo que dice mucho de la forma en que ven este deportivo.

Es más, el propio Tada ha asegurado en varias ocasiones que el Supra es un modelo poco apto para conductores poco competentes. Es decir, que si eres un pisapedales, probablemente tendrás complicado disfrutar y pasarlo bien al volante.

Sin embargo, al compartir la plataforma con el BMW, se beneficia de una batalla de 2,47 metros que le da mucha agilidad (de hecho es como 10 cm más corta que la del Toyota GT86), un esquema de suspensiones que es de lo mejorcito (en el caso del Z4 es muy similar al del BMW M4), y de la posibilidad de contar con un diferencial trasero controlado electromecánicamente para repartir el par entre las ruedas de la manera más precisa.

Y no solo eso: el nuevo Supra, a pesar de tener chapa por arriba, sigue ofreciendo un peso por debajo de los 1.600 kilos y, lo que es mejor, un reparto de pesos del 50% en cada eje.

Eso también lo tiene el BMW, aunque con la ventaja de un peso menor. Durante el lanzamiento del BMW Z4 en Lisboa los responsables del proyecto me decían que al haberse ahorrado el techo duro retráctil y todo su mecanismo habían logrado adelgazar todo el conjunto en 40 kilos, lo que se notaba en un centro de gravedad mucho más bajo.

BMW Z4 o Toyota Supra: cuál escoger

Al ver las imágenes, donde más se nota la mano de BMW es en la parte del interior, con unas líneas generales muy evidentes. Ocurre lo mismo por ejemplo en el Mazda MX-5 y el Fiat 124 Spider. No creo que sea tan grave, ya que de lo que se trata es de ofrecer una buena manejabilidad, y ahí la ergonomía y el estudio de usabilidad alemán es impecable.

La principal diferencia radica (más allá de asientos y detalles de este tipo) en el cuado de instrumentos. BMW ha apostado por una pantalla TFT de nuevo diseño en la que se puede ver el mapa y todo tipo de información con gráficos modernos, pero a mí no me acabaron de convencer por una legibilidad un tanto justa para mi gusto. Por cierto, esto es idéntico a lo que ocurre en el BMW Serie 8 (prueba).

En el caso del nuevo Supra el cuadro de relojes es más deportivo y, aleluya, convencional: tiene un cuentavueltas en el centro, con la velocidad en una pequeña pantalla digital.

En cuanto a la pregunta de cuál escoger, si el BMW Z4 o el Toyota Supra, tiene una respuesta poco complicada. Verás: normalmente diría que deberías escoger el que más te gustara. Aquí también, aunque si buscas mayor deportividad, el japonés es tu mejor elección, mientras que si quieres un coche más utilizable en el día a día, el Z4 es tu opción. Bueno, y además tiene el plus añadido de que puedes quitar la capota en 10 segundos para disfrutar de un buen día al aire libre.

Y además

Nuestros mejores vídeos