El Nio EL7 es un SUV eléctrico que llega con la idea de romper moldes en el mercado europeo

Nio ES7 / EL7

Gustavo López Sirvent

Se puede adquirir por suscripción y tiene tres baterías de gran autonomía

La firma china Nio desembarca en Europa con conceptos clarísimos en cuanto a sus productos. Hace una semana presentó tres modelos para el mercado europeo (el EL7, el ET5 y el ET7) con el convencimiento de que con una gran autonomía y, sobre todo pagando el coche por suscripción mensual, puede llegar a ser un referente dentro del mundo de los vehículos eléctricos.

En este artículo nos vamos a centrar en el EL7, un coche que tuvo que cambiar de nombre para Europa (originariamente se llamaba ES7 y es el nombre que tiene en su página web china) por una demanda de Audi en cuanto a derechos de autor. Este SUV eléctrico es de tamaño medio y llega con el propósito de rivalizar con Tesla en China. 

Si por algo se caracteriza este vehículo utilitario deportivo es por su mecánica. Dispone de tres baterías de diferentes capacidades, 75 kWh, 100 kWh y 150 kWh que ofrecen autonomías (ciclo CLTC, similar al antiguo NEDC europeo) de 485, 620 y 850 kilómetros, respectivamente. Estas serán las responsables de alimentar los motores eléctricos.

Además, según los datos facilitados por la compañía asiática, acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

Si echamos un ojo al exterior vemos un frontal con la parrilla cerrada y en el que los grupos ópticos están divididos y en la parte superior tenemos una delgada y afilada franja de luz LED destinada a la conducción diurna y para las luces intermitentes. En la parte inferior, en disposición vertical, se encuentra el faro principal con el resto de funciones. 

La visión lateral ofrece defensas de plástico para proteger la parte inferior de la carrocería y los pasos de rueda acentúan el protagonismo de las llantas. Las manijas de las puertas están enrasadas en la carrocería para favorecer la aerodinámica. Y tiene unos pilotos traseros muy delgados y estilizados que están unidos físicamente a través de una franja de luz.

 Una vez nos adentramos en el habitáculo, vemos que dibuja un diseño vanguardista. Posee una enorme pantalla táctil AMOLED de 12,8 pulgadas. Este dispositivo es fundamental para manejar el sistema de info-entretenimiento que permite acceder a numerosos servicios digitales en línea. La instrumentación es 100% digital y se combina con un interesante Head-Up Display a color. 

El EL7 y el resto de modelos de Nio ya se puede adquirir en modelo de suscripción única y exclusivamente, con plazos que van desde un mes hasta un máximo de 60. 

Los precios –que varían según mercados– van desde los 999 euros mensuales para el sedán medio ET5, pasando por los 1.199 euros del buque insignia ET7 hasta llegar a los 1.299 euros del SUV EL7 (cantidades fijadas para Alemania).

Estos precios mensuales llevan incluidos seguro a todo riesgo, mantenimiento, neumáticos de invierno, coche de cortesía y cambio de batería, además de formar parte de la Comunidad Nio.

Conoce cómo trabajamos en TopGear.