Pasar al contenido principal

El Opel Mokka 2021 tendrá versión eléctrica y un panel digital 'infinito' al estilo Mercedes

El primero que se venderá será el 'cero emisiones'

Imagen de perfil de Luis Guisado
Actualizado
En Rodgay-Dudenhofen

El nuevo Opel Mokka que llega en 2021 va a suponer una ruptura total con el Mokka X al que sustituye. Para remarcarlo, en Opel han prescindido de esa 'X' que apareció en su última evolución y además lo van a ofrecer como modelo completamente eléctrico, al menos al principio.

Cargar coche eléctrico

Coches eléctricos e híbridos

No hay duda de que los coches eléctricos e híbridos son el futuro, nos guste o no. Aquí tienes información con lo que te interesa... aunque a veces no sea lo que quieres oír.

Y es que el Mokka 2021 se aprovecha de las sinergias que le proporciona el ser del Grupo PSA y, al igual que han hecho con el Opel Corsa, han utilizado la plataforma modular común denominada CMP en su variante EMP1. Esta, por cierto, es la misma que usan otros hermanos como el DS3 Crossback y el Peugeot 2008.

Por eso mismo la aplicación de un sistema completamente eléctrico estaba más que cantada (aunque en este mundo hay que dar pocas cosas por sentado). De hecho, las primeras versiones que saldrán a la venta el año que viene serán con este tipo de motor.

Las ventajas de compartir plataforma es que los costes se diluyen, por lo que se puede tener un mejor modelo a un precio inferior. Por ejemplo, el Peugeot 2008 está disponible por poco más de 21.000 euros, que es probablemente el mismo nivel al que se situará el nuevo Opel Mokka 2021.

Además, está lo que no se ve y que afecta directamente a la calidad de rodadura. Tanto el Mokka normal como el Opel Mokka eléctrico van a poder disfrutar de una buena dinámica de conducción gracias al mismo esquema de suspensiones de sus hermanos de gama con un eje delantero McPherson de doble brazo, aunque seguramente, y falta de confirmación, detrás llevará un sistema de ruedas tiradas en lugar de un sistema multilink.

Otro de los aspectos en los que se está trabajando es en de la insonorización. Los ingenieros y el equipo de pruebas están poniendo a punto este apartado en el circuito de prueba de Rodgau-Dudenhofen, en Alemania, donde además están aprovechando para darle el toque Opel: es de suponer que será más firme que su primo hermano de Peugeot.

El Opel Mokka eléctrico

El nuevo Mokka se basa en el concept presentado en 2018 que se llamaba GT Experimental X, que no solo avanzaba las nuevas líneas maestras de los próximos crossover que están por venir, sino que también utilizaba una calandra que van a montar los Opel del futuro... aunque con algunas modificaciones, claro. 

Al igual que ocurre con sus compañeros de PSA, el Mokka eléctrico tendrá una potencia de 100 KW, que equivale a 136 CV, y utilizará una batería de iones de litio de 50 kWh. En el caso del Peugeot 2008 eléctrico le vale para homologar 310 km con una sola carga (WLTP) y alcanzar los 100 km/h en 8,1 segundos, por lo que este modelo debería tener más o menos las mismas cifras.

Interior: por tamaño, más pequeño que el Mokka X

Según afirman en Opel, el Mokka eléctrico, "es compacto y robusto, pero de una manera mucho más progresiva y moderna, aún más adaptada a la conducción en ciudad". Eso puede querer decir que su tamaño será menor porque gracias a la plataforma EMP1 el espacio interior es mucho mayor sin necesidad de recurrir a un aumento de tamaño, como suele ocurrir con los modelos de combustión. Una ventaja de esto es que, según versiones, el ahorro de peso puede llegar a ser de hasta 150 kilos con la generación anterior.

Así, con las cuatro ruedas colocadas en las esquinas, el nuevo crossover de Russelsheim podrá ofrecer mayor habitabilidad interior y un habitáculo en el que las baterías no se entrometen, ya que desde el principio su desarrollo se ha hecho con esta idea en mente.

En la 'casa', el Peugeot e-2008 mide 4.300 mm de largo, 1.770 mm de ancho y 1.550 mm de alto, algo más que el Opel Mokka X (4.275/1.781/1.658 mm).

Cuadro de relojes digital y panorámico

Al estar emparentado con otros modelos de PSA, parece lógico pensar que en el aspecto tecnológico también va a ser muy parecido. Aún no sabemos demasiados detalles, pero sí que van a utilizar un cuadro de relojes digital que han bautizado como Pure Panel y que engloba también al sistema de infotainment de la pantalla central.

No sabemos si llegará tan lejos como en el 2008, que es en tres dimensiones, pero sí que parece que estará formado por un par de pantallas unidas al estilo de lo que empezó haciendo el Mercedes Clase A, y que además será el primer modelo de la marca en utilizarlo y más adelante lo 'heredarán' sus hermanos de gama.

Un cuadro de relojes digital y panorámico
El Mokka 2021 estrenará el Pure Panel en la marca. Foto: Opel

En Opel han querido dejar claro que, a pesar de todo, esto del Pure Panel no va a ser una fiesta de colorines. Desde Russelsheim aseguran que no tendrá "ningún estímulo visual irritante". También anuncian un manejo principalmente táctil con "una cantidad mínima de controles físicos", aunque prometen que no habrá que moverse por infinidad de submenús para manejar las principales funciones del coche. 

Propulsores del nuevo Opel Mokka 2021

A nadie se le escapa que el nuevo Opel Mokka 2021 tendrá también motores de gasolina y diésel. Al igual que ocurre con el Peugeot 2008, contará con dos bloques con una gama de potencias variada que empieza en los 100 CV, aunque tambien es cierto que si se confirman los rumores de que podría ser algo más pequeño en tamaño, se le podrían acoplar los motores de 75 CV que utiliza el Opel Corsa, pero que no están confirmados. La gama podría quedar así:

Precio del nuevo Opel Mokka eléctrico

El nuevo Mokka eléctrico podría situarse algo por debajo del Peugeot e-2008, que parte en los 36.000 euros. Si lo extrapolamos a las versiones convencionales, un Mokka X actual está en unos 19.000 euros, mientras que el 2008 empieza en torno a los 21.000. 

Más:

SUV

Y además