El Renault 5 E-Tech alcanza las 50.000 reservas y todavía no se ha puesto a la venta

Renault 5 R5 eléctrico 2024

Gustavo López Sirvent

El utilitario eléctrico de la marca del rombo todavía no está en el mercado, donde se espera que llegue entre septiembre y octubre de este año. Los futuribles clientes desembolsaron 150 euros para asegurarse una de las primeras unidades de este coche que promete ser un éxito de ventas, a tenor de las reservas.

El Renault 5 primigenio fue un automóvil de tamaño pequeño que se produjo entre 1972 y 1996. El vehículo se convirtió en un gran éxito para la compañía, vendiendo más de 5,5 millones de unidades en todo el mundo. Bajo el lema “¡Hola, soy el Renault 5, y en la ciudad y los caminos, me llaman Supercar!” triunfó en todo el mundo.

Sabedor de que este modelo gustaba (y mucho) al público en general, la compañía del rombo decidió volver a fabricarlo, pero esta vez en formato eléctrico, adaptándolo a los tiempos que corren. Se presentó en el Salón de Ginebra el pasado 25 de febrero y desde entonces no ha dejado de recibir alabanzas, a la vez que ha cautivado por su diseño.

Tal ha sido el atractivo de este utilitario que todavía no ha llegado a los concesionarios y ya ha recibido 50.000 reservas en toda Europa. Se prevé que comience su venta en septiembre u octubre de este mismo año. Además, estas fianzas no comprometen al futurible cliente, que pagó 150 euros para asegurarse una de las primeras unidades.

Ya lo dijo el CEO de la marca, Luca de Meo, durante la presentación del Renault 5 E-Tech. "Es uno de esos coches que se va a vender solo". Parecía pitoniso, pero el tiempo (y las reservas) le ha dado la razón.

Este utilitario cautiva desde la primera vez que lo ves, ya que tiene un diseño vanguardista, innovador y, sobre todo, que es de cero emisiones. Además, puede presumir de ser hijo de su padre, ya que mantiene el atractivo del 5 original y esto siempre es un reclamo, tanto para los más jóvenes como para quienes conocieron el verdadero R5 y toda su extensa gama de los años 80 y 90.

Aunque todavía no se ha hecho oficial qué tarifa tendrá, sí que se ha desvelado un precio aproximado: se ha conocido que se moverá sobre los 25.000 euros, sin contar con las ayudas del Plan MOVES III, que acabará, en principio, antes de que vea la luz el coche de Renault, el 31 de julio.

También se desveló en su día que se fabricará en la factoría de Renault en Douai (Francia) y desde allí se comercializará por gran parte de países del Viejo Continente como España, Alemania, Italia, Reino Unido, Bélgica y Países Bajos, aparte de su país de origen.

Se va a cimentar sobre la nueva plataforma AmpR Small y se ofrecerá en primer lugar con la batería más potente, de 52 kW. Gracias a esta pila, el Renault 5 E-Tech homologará una autonomía de unos 400 kilómetros. Asimismo, contará con un propulsor de potencia generosa (150 CV). 

Cuando pase más tiempo y el modelo se asiente en el mercado, la compañía gala va a incrementar su oferta mecánica con dos motores de menos potencia (95 y 120 CV), que equiparán una batería de 40 kWh y que les darán menos alcance que el citado anteriormente (300 kilómetros).