Pasar al contenido principal

Williams presenta un hiperdeportivo eléctrico... Sin carrocería

Es más bien la plataforma EVR de la división de ingeniería del equipo de Fórmula 1

El equipo Williams de Fórmula 1 va mucho más allá de la competición. Williams Advanced Engineering (WAE) es una compañía tecnológica importantísima a nivel de desarrollo de motores y baterías para coches eléctricos, hardware, aerodinámica o incluso indusrtria militar.

Ahora han presentado la plataforma EVR, que más allá de ser un simple chasis incorpora batería, unidad de potencia, suspensiones e incluso partes del habitáculo como los asientos baquet y el volante. En definitiva, es un coche deportivo sin carrocería.

Rimac: "Estuve peleando con Porsche y Volkswagen para que el próximo Bugatti no fuera eléctrico"

Su capacidad de batería de 85 kWh permite una potencia máxima de 2.212 CV (1.650 kW) con una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 2,0 segundos y una velocidad máxima de 400 km/h para un vehículo que cuente con un peso inferior a los 1.800 kg.

Junto a ello, han avanzado que la carga rápida será de menos de 20 minutos y que podría superar los 450 kilómetros de autonomía. Todo esto en una mecánica preparada para albergar sistemas de tracción integral o tracción trasera, y evidentemente una carrocería elegida por cada marca junto a otros elementos.

El objetivo de estas tecnologías es la de reducir tiempos de desarrollo, y se presentan como una gran opción para marcas pequeñas o bólidos de competición, que pueden centrarse en el aspecto aerodinámico y algunos puntos mecánicos del conjunto.

Williams ha adelantado que también está investigando la implementación de una celda de combustible para la versión EVR-H de esta plataforma y que utilizará hidrógeno como carburante para la unidad de potencia.

Finalmente, en el CENEX LCV, Williams Advanced Engineering también apostó por las motocicletas de la mano de Triumph, donde presentó la nueva Triumph TE-1 desarrollada por WAE con ayuda de un programa financiado por el Gobierno del Reino Unido. Cuenta con una potencia de 174 CV (134 kW) y una autonomía eléctrica de hasta 161 km gracias a su batería.

Sin duda, un paseo hacia el futuro por parte de una empresa que está ya inmersa en las soluciones tecnológicas en el mundo de la competición para categorías como el WEC o la Fórmula E. ¿Se dirige la industria hacia la modularidad de las plataformas desarrolladas por compañías especializadas? Todo parece indicar que es una gran posibilidad...

Y además

Buscador de coches