Pasar al contenido principal

El Corvette de cuatro plazas que GM nunca llegó a hacer

Prototipo del Chevrolet Corvette de 4 plazas

¿Quién se lo habría imaginado?

Hay coches que a uno le cuesta imaginarse con otro tipo de configuración, pero a veces las marcas hacen experimentos de lo más sorprendentes para explorar las posibilidades de sus modelos. Pensar en una variante de cuatro asientos del Chevrolet Corvette parece una locura, pero lo cierto es que General Motors exploró esta idea en los años 60.

En un momento en el que el deportivo de Chevrolet se encontraba en una de las generaciones más valoradas, la firma trató de crear un rival para el exitoso Ford Thunderbird. La idea era añadir dos plazas traseras a este coupé, pero jamás llegó a la producción. Mediante un post en Instagram, la división de diseño de GM nos ha enseñado cómo fue aquel prototipo.

Prototipo del Chevrolet Corvette de 4 plazas en 1962
Foto: Instagram GM Design

El coche se creó en 1962 y fue diseñado por Larry Shinoda, el responsable del biplaza original. Para poder llevar a cabo esta nueva configuración, el deportivo tuvo que alargarse en 152 mm y las puertas aumentaron su tamaño para facilitar el acceso a la zona trasera. En esencia, el coche mantenía su aspecto intacto, con elementos característicos como la doble ventanilla trasera aún presentes, pero el aspecto se notaba muy distinto.

Algo no funcionó

En cualquier caso, este era un prototipo y ya habría tiempo de pulir detalles o ajustar el diseño. Sin embargo, nunca fue necesario llegar a este punto porque al parecer este Corvette de 4 plazas no llegó a convencer a General Motors. Las malas lenguas señalan que el hecho de que un alto cargo de la empresa quedase atrapado en las plazas traseras cuando lo probó, teniéndose que desmontar uno de los asientos delanteros para que pudiera salir, fue el principio del fin de este coche. Jamás sabremos si esto realmente sucedió así, pero lo que es evidente es que el concepto no cuajó en la compañía.

Por ello, General Motors optó por destruir este prototipo. El que veis es el único que se creó y no se pensó en mantenerlo para quizás exponerlo en el museo del Corvette más adelante, pero igualmente quedó inmortalizado en las pocas fotos que ahora podemos disfrutar. Quién sabe, si se hubiese seguido adelante, puede que ahora nos resultase normal hablar de un Chevrolet Corvette de cuatro plazas. Sin embargo, todo empezó y terminó en los alocados años 60.

Buscador de coches

Etiquetas:

Motor curiosidades

Y además