Lamborghini Aventador S Roadster: todo al aire en Frankfurt

La mejor vía para mejorar un Lambo es quitarle el techo. De toda la vida.

Imagen de perfil de Alex Aguilar

¿Creías que el Ferrari Portofino sería la única propuesta italiana entre los superdeportivos presentes en Frankfurt? Craso error: el Lamborghini Aventador S Roadster será una de las principales novedades que se darán cita en la muestra alemana con una buena dosis de estilo, elegancia... y caballos. 740, exactamente. 

Superdeportivos olvidados: Lamborghini Veneno

Si leíste con atención nuestra prueba del Lamborghini Aventador S Coupé ya deberías saber que se trata de uno de los mejores deportivos sobre los que hemos podido poner nuestras zarpas últimamente. Ahora, entre las novedades del Salón de Frankfurt 2017, llegará la esperada versión abierta del modelo italiano con un nuevo objetivo en mente: impedir que llegues bien peinado o peinada a cualquier parte. 

El Lamborghini Aventador S Roadster será en esencia la versión sin techo del modelo ya existente en la gama del fabricante del toro. Sí, eso implica que montará el mismo bloque V12 atmosférico de 6,5 litros que entregará nada menos que 740 CV y 690 Nm de par máximo. Con esas cifras no es extraño que se anuncie un tiempo para completar el 0-100 en sólo tres segundos -con nueve para el 0-200- y una velocidad máxima de 350 km/h. Como habrás imaginado, también incorpora el eje trasero directriz visto por primera vez en nuestra prueba del Centenario, una suspensión mejorada, tracción integral y un apartado aerodinámico más cuidado que puede generar hasta un 130% más de carga que su predecesor. 

 

VÍDEO: el brutal estudio Ad Personam de Lamborghini

 

¿Te preocupa sentirte bien a bordo del nuevo Lamborghini Aventador S Roadster? No sufras: traerá consigo los mejores materiales para el interior -siempre personalizables hasta el absurdo gracias al estudio Ad Personam de la marca-, dos paneles desmontables de fibra de carbono para cuando llueva, llantas de 20 y 21 pulgadas -para cada eje y no para cada lado, que ya te veo venir- y unas gafas de sol para poder pasar desapercibido entre el tráfico cuando vayas con él a trabajar a la oficina del centro. Vale, esto último es mentira. ¿Realmente crees que alguien no sabrá que estás ahí si vas montado en este artefacto?

Lecturas recomendadas