El Audi RS6 cumple 20 años: dos décadas de una de las berlinas deportivas más brutales

Lo que es estar en la flor de la vida, vaya

El Audi RS6 cumple 20 años y lo hace como uno de los modelos familiares más radicales del mercado. Su concepto siempre ha sido el mismo, pero se trata de un coche que ha cambiado notablemente en estas dos décadas de existencia. Así ha evolucionado.

Todo comenzó a principios de los 2000. Entonces, Audi quiso seguir una fórmula similar a la del RS4 en otro modelo. Pensaron en tomar como base al A6, una gran berlina, que debía convertirse en un deportivo capaz de medirse con algunos de los automóviles más prestacionales del mercado.

Audi RS6 C5: el comienzo de todo

Para ello, los ingenieros de la marca realizaron todo tipo de cambios que ya se podían percibir desde fuera. Ahora, se podían percibir nuevos faldones, un alerón, llantas de 18” ó 19”, dos salidas de escape… Sin embargo, era debajo de todo esto donde se encontraba lo importante.

De entrada, el chasis se modificó para poder soportar fuerzas mayores y, a la hora de elegir el motor del primer Audi RS6, se optó por el bloque de ocho cilindros que ya se encontraba en el S6. Se trataba de un brillante propulsor biturbo de 4,2 litros, pero era tan grande que no cabía en el coche. Por ello, tuvo que alargarse el frontal en cuatro centímetros.

Tras lograr encajar el bloque en el coche, los ingenieros lograron extraer una potencia de 450 CV de él, con 560 Nm de par motor. Sin lugar a dudas, una fuerza más que llamativa hace 20 años que era manejada por una caja automática de cinco relaciones. Así, el RS6 de la generación C5 era capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos.

Eso sí, esto no era todo. Una peculiaridad que trajo consigo esta berlina deportiva fue la inclusión de sistemas como el Dynamic Ride Control -sistema de control dinámico del chasis-, que se encargaba de reducir el balanceo de la carrocería para mejorar el comportamiento. Así, cuando salió a la venta este modelo en 2002, era una de las máquinas más atractivas del momento.

Con estas cualidades empezó a fabricarse entonces el Audi RS6, que además fue el único que logró entrar en competición, en pruebas como el SPEED GT World Challenge de 2003. Sobre el modelo de calle, no hubo muchos cambios, pero en sus últimos momentos se comercializó una versión “plus”. Aquí, la potencia aumentaba a 480 CV y la velocidad máxima era de 280 km/h.

Audi RS6 C6: motor V10 y más carácter

Sea como fuere, en 2008 llegó el reemplazo de esta primera generación. La llamada C6 contaba con una estética más moderna, pero también presentaba toques deportivos adicionales. Por ejemplo, sus aletas fueron ensanchadas y las llantas eran de 19”, pero podían ser de 20” de forma opcional. Sin embargo, las mayores novedades llegaron en la mecánica.

Ahora, el motor del RS6 de segunda generación pasó de ser un V8 biturbo a un V10 biturbo de 5 litros. Con 580 CV de potencia y 650 Nm de par motor, se trataba de un modelo situado por encima del Audi R8, que ofrecía entonces un máximo de 560 CV. 

Este bloque estaba de nuevo asociado a una caja automática, en este caso de seis relaciones. Así, el paso de 0 a 100 km/h se podía realizar en 4,5 segundos en la versión berlina y en 4,6 segundos en la familiar. Esto, con 250 km/h de velocidad máxima, los cuales ascendían a 280 km/h sin limitador. ¿Y en el RS6 plus? Se podían alcanzar 303 km/h.

Más allá de esto, de nuevo en este modelo estaba presente el Dynamic Ride Control, así como novedades como la lubricación por cárter seco, de manera que el motor pudiese recibir aceite también durante la conducción deportiva. Con esto y detalles como los frenos cerámicos opcionales, esta variante deportiva empezaba a parecer un superdeportivo como tal.

Audi RS6 C7: más ligereza y vuelta al V8

Aquella generación marcó nuevos límites, pero la sucesora planteó otro enfoque. En 2013 se presentó el RS6 C7, que dejó de lado el motor V10 biturbo para volver a montar un V8 de 4 litros. Eso sí, esto se compensó con cuestiones como una mayor ligereza, ya que se utilizaron materiales como el aluminio. Así, el peso era 120 kg menor que en el predecesor.

Por otra parte, en el apartado mecánico llamó la atención la apariencia de cifras inferiores. La potencia era de 560 CV y el par máximo era de 700 Nm. Aun así, gracias a elementos como el cambio Tiptronic de 8 velocidades, era posible pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos.

Sea como fuere, todo no acabó ahí. Con los años, la marca de los cuatro aros decidió mejorar las capacidades del motor y se llegó a 605 CV de potencia, con un par máximo de 750 Nm con la función overboost. Así, se mantuvo este modelo a la venta hasta el 2019, cuando llegó la actual.

Audi RS6 C8: misma fórmula y más prestaciones

Fue hace tres años cuando conocimos al RS6 C8. En esta nueva generación, Audi quiso modificar de nuevo la fórmula en diversos aspectos y esto afectó a cuestiones como la propia carrocería, en la que casi todos los elementos son específicos. Lo único compartido con el A6 Avant es el portón del maletero y las puertas delanteras.

Por esta razón, la apariencia general del coche es mucho más llamativa. Por ejemplo, es ocho centímetros más ancho que el convencional, las llantas son de 21” -con unas opcionales de 22”- y se pueden ver elementos como los paragolpes con un diseño más deportivo.

Asimismo, en el apartado mecánico se mantuvo la elección del motor V8 biturbo de 4 litros, pero ahora entregaba 600 CV y 800 Nm de par motor. Junto a esto se incluye un sistema de hibridación ligera de 48 voltios, lo que incrementa la eficiencia y favorece la obtención de la etiqueta ECO de la DGT -sí, en un coche de 600 CV-, pero este no deja de ser un deportivo.

Apenas 3,6 segundos son necesarios para pasar de 0 a 100 km/h y la velocidad máxima está limitada a 250 km/h, pero podría ir mucho más allá sin restricciones. Al igual que el modelo que salió a la luz hace ya 20 años, el Audi RS6 sigue siendo una gran combinación entre un coche práctico y unas prestaciones sorprendentes.

El Audi RS6 cumple 20 años

Esta variante es la que podemos comprar hoy en día a partir de 148.190 euros, la cual aún permanecerá en el mercado por el momento. Quién sabe si habrá un sucesor que continúe esta historia, aunque es probable que ya no sea lo mismo, ya que podría estar movido con propulsión eléctrica. Los tiempos están cambiando, al fin y al cabo…

Conoce cómo trabajamos en TopGear.

Etiquetas: BerlinasMotor

Audi A6

Vista frontal Audi A6

Marca:

Audi