BMW 2002 Hommage Pebble Beach Concept: ¡con dos lingotazos de Jäger!

¿Creías que el BMW 2002 Hommage era inmejorable? Estabas muy equivocado, echa un vistazo a la galería y descubre por qué.

El BMW 2002 Hommage Pebble Beach Concept llega con un objetivo claro: hacer babear a los nostálgicos del motorsport alemán de los años 70. BMW no podía acudir con las manos vacías a un evento de la importancia del Concurso de Elegancia Pebble Beach y su creación es inteligente y maravillosa. Han tomado la base del BMW 2002 Hommage, presentado en otro gran concurso como es Villa d’Este, y le han metido la combinación de colores histórica de Jägermeister que fue protagonista en los 2002 tii originales.

No te los pierdas: ¿son los sellos del BMW 2002 los más chulos de la historia?

Los cambios pues se quedan en la estética, pero como te decía, es suficiente para que volvamos a ponernos el babero. El naranja vuelve a ser protagonista en un BMW, que se combina con el color negro de manera magistral, creando un conjunto que desprende deportividad por los cuatro costados. La palabra Jägermeister, famoso licor alemán a base de hierbas, original se sustituye por Turbomeister, mientras que el símbolo original de esta bebida espirituosa, con dos cuernos de ciervo, son sustituidas por dos ramas de laurel, símbolo de victoria.

El resto de cambios son mínimos, ni falta que hace: el 2002 Hommage nos conquistó con su brutal estética y sus numerosos guiños al pasado. El frontal es poderoso y sigue siéndolo gracias a la combinación del naranja, negro y blanco. No puede ser más ‘gordo’. Las llantas ahora se pintan en dorado, un guiño que casa a las mil maravillas con el símbolo dorado de las ramas de laurel. “Este concept llevará a los amantes del motorsport a tiempos pasados”. Comentan desde la marca.

Bajo esa preciosa carrocería moldeada sobre fibra de carbono en apenas seis meses se esconde el chasis del BMW M2, aunque con elementos técnicos tomados del M235i Racing, como por ejemplo los escapes. Un cóctel que ya era más que apetecible pero que con una combinación de colores con mucho pedigree en competición todavía se ve más deseable. Ahora solamente queda que BMW haga un favor a la humanidad y decida llevarlo a los concesionarios.

Lecturas recomendadas