Pasar al contenido principal

Ford Mustang Dark Horse es la versión más radical. Pero esta vez de verdad

Como no puede ser de otro modo, tiene el V8 Coyote con 500 CV

La llegada del nuevo Ford Mustang 2023 ha sido todo un acontecimiento para la marca de Detroit, que parece haber mejorado hasta niveles inesperados su Mustang S650, que es como se llama esta séptima generación.Y lo hace con versiones como el Mustang Dark Horse y su V8 5.0 de 500 CV.

Este deportivo está pensado para uso de verdad en track-days, y por ello los ingenieros y diseñadores (que han necesitado tres años para terminar el proyecto) se han tomado en serio que pueda salir airoso de los circuitos. Por ejemplo, hay radiadores adicionales en el motor, en eje trasero y en la caja de cambios.

También tiene una "aerodinámica mejorada", en palabras de la propia marca, y detalles como  conductos tipo NACA para refrigerar los frenos de manera adecuada. 

Fiel a la historia: un 5.0 V8 atmosférico

Hablar de un V8 de 5,0 litros y 500 CV en un Mustang es algo que sale como muy natural, aunque en Europa nos hemos acostumbrado también a los propulsores Ecoboost que la verdad es que tampoco van nada mal.

En esta versión el motor es el V8 Coyote que se ha actualizado y mejorado. No al nivel del Ford Shelby Mustang GT500 (760 CV), pero sí con una ECU retocada y algunos componentes procedentes del GT500. 

Esto da qué pensar: parece que esos 500 CV son más un punto de partida que un destino final y probablemente tenga algo que ver con la homologación para la gama pensada para circuitos que están preparando.

En los Ford Mustang Dark Horse la potencia pasa a las ruedas traseras por medio de una caja manual TREMEC de seis velocidades (exclusiva de esta versión) y un diferencial Torsen de deslizamiento limitado. Ford también ofrece su transmisión automática de 10 velocidades: no seré yo el que diga que no se va a vender bien porque probablemente sea un éxito, pero parece que no pega demasiado...

En cuanto al chasis, hay una suspensión MagneRide calibrada por Ford Performance. Tiene estabilizadoras más gruesas que el modelo base y unos amortiguadores delanteros algo más firmes. Además, lleva unos Brembo de seis pistones.En cuanto a las ruedas, monta llantas de 19 pulgadas (9,5" delante, 10" detrás) con neumáticos Pirelli PZero (PZ4). 

Un pack más oscuro y radical y versiones para circuito

Ford Mustang 2023 para circuitos
De delante a atrás e izquierda a derecha: GT3, GT4, Supercars, Factory X, Dark Horse S y Dark Horse R

Ford

Para los que busquen algo más, podrán encargar el paquete Dark Horse. Este suma muelles más duros, barras estabilizadoras aún más gruesas, llantas de 19 más anchas (10,5-11") calzadas con Pirelli Trofeo y un alerón trasero con una aleta Gurney para aumentar el downforce.

El Ford Mustang Dark Horse también tiene versiones de carreras, y es que parece que en Detroit pretenden inaugurar una estirpe de deportivos de verdad. Y deben de ir en serio, ya que la última vez que hicieron algo parecido fue hace 21 años...

El Dark Horse S es un Mustang listo para competir con todo el kit de seguridad necesario, así como un alerón trasero ajustable, amortiguadores Multimatic DSSV e incluso un limitador de velocidad para boxes. 

Un escalón más arriba aparece el Dark Horse R. Añade zonas de soldadura por costura, que aumenta la rigidez, un depósito de combustible de largo alcance y llantas Ford Performance. 

Ford ha creado todo un ecosistema con el que pretende potenciar la imagen deportiva de su modelo actual más emblemático (y probablemente de todos los tiempos). 

El Mustang Dark Horse es el trampolín, pero por ejemplo el año que viene aterrizará en el campeonato de Supercars australiano. Luego le seguirán variantes NASCAR y un Mustang GT3 IMSA con respaldo de fábrica correrá en Daytona en 2024. ¿Más carreras? También llegarán versiones para la clase GT3, así como uno homologado para GT4.

Ford Mustang

Ford Mustang
Ver todas las versiones

Y además

Buscador de coches