Pasar al contenido principal

Hace 52 años que el Ford Mustang Mach 1 Twister Special apareció en Kansas

Uno de los muscle cars más icónicos (y exclusivos) de todos los tiempos hunde sus raíces en Kansas, hace justo 52 años.

El Ford Mustang ha contado con multitud de versiones desde su nacimiento, aunque las mejores preparaciones de este coche deportivo corrieron a cargo de Shelby American con los GT350 y GT500, así como el Twister Special de American Raceways Incorporated (ARI).

Prueba del Ford Mustang California Special: ¡El sol californiano llega a Europa!

Justamente hoy se cumplen 52 años del nacimiento del espectacular Ford Mustang Mach 1 Twister Special, un muscle car muy especial del que existen poquísimas unidades. Todas ellas salidas del territorio estadounidense de Kansas.

Un Mustang que nació para ser un Safety Car en competición

Ford Grand Torino GT SC de la Indycar 1968
Ford Grand Torino GT SC de la Indycar 1968.

American Muscle Car Museum

La cultura de los Safety Car en competición es un tema poco conocido por muchos, pero realmente interesante. Más allá de los pilotos, el coche de seguridad debe ser una máquina potente y bien preparada, no cualquier deportivo.

Y si no, que se lo digan al Aston Martin de Fórmula 1 durante la presente temporada por ir 'excesivamente lento'... En cualquier caso, en eventos de motorsport como la NASCAR o la Indycar es un escaparate perfecto, ya que la probabilidad de que salga a pista el Pace Car es altísima.

A finales de los años 60', el Ford Grand Torino GT tuvo este cometido durante Indianapolis 500 con un resultado muy positivo y una gran acogida, lo que motivó a Ford a replantearse llevar al nuevo Ford Mustang al mismo terreno de carreras.

Carroll Shelby: el hombre que cambió la historia de Ford

Fue entonces cuando entró en escena American Raceways Inc. (ARI), una empresa propiedad de Lawrence LoPatin que aglutinó diversos circuitos como el Michigan International Speedway o algunas pistas de Texas, New Jersey y California

ARI ofreció a Ford un contrato para comprar unos cuantos Ford Mustang Mach 1 y Ford Mustang Convertible preparados como una edición especial limitada para que pudiesen participar en todo tipo de eventos y carreras como el coche de seguridad.

La marca norteamericana los fabricó, pero pronto descubrieron que ARI pasaba por serios apuros financieros y decidieron cancelar el contrato. Un problema de los grandes, porque tenían algo menos de un centenar de Mustang Mach 1 listos y sin comprador...

El Distrito de Kansas City al rescate de los Mustang Mach 1 Twister Special

En total, se habían fabricado 96 unidades del Ford Mustang Mach 1 Twister Special, 90 unidades del Torino Cobra y un par de Ford Ranchero con la misma especificación. ¿La solución? Distribuirlos a través del Distrito de Kansas City.

La red de concesionarios Ford de la zona había demandado alguna serie especial para sus clientes, ya que Kansas, Missouri y Arkansas siempre fueron territorios con una gran afición al mundo del motor, las carreras y las rutas por sus bellos paisajes. (Plagados de tornados... ¡De ahí el nombre del coche!)

Así que en 1970 comenzaron a venderse a los lugareños los Mustang Twister Special con motor V8 428 Super Cobra Jet de 7,0 litros atmosférico con 335 CV y 600 Nm de par máximo. Eso sí, solo montados en 48 unidades.

La otra mitad del lote llevó bajo el capó el bloque Cleveland de 4 cilindros en línea 351 CI de 5,8 litros atmosférico de 300 CV y 522 Nm de par, ya que la fábrica de motores de Dearborn no pudo dar a basto con la cantidad de pedidos en tan poco tiempo.

De esos dos lotes, una mitad llevaban caja de cambios manual de cuatro marchas y la otra equiparon la transmisión automática de tres velocidades. Todos pintados en color Grabber Orange con rayas negras en el centro.

Estos coches tuvieron una mecánica de especificaciones NASCAR y algunos salieron de fábrica con elementos especiales como asientos baquet, neumáticos de carreras y ausencia de aire acondicionado o consola central. Si bien, la mayoría equipó un interior bastante confortable.

Asientos de piel, paneles de puertas y salpicadero en madera veteada, una elegante consola central con botonería cromada y radio... Un habitáculo a la altura que incluso a día de hoy, destaca por encima de muchos coches clásicos.

La aparición pública y la reconversión en todo un clásico americano

Ford Mustang Mach 1 Twister Special de 1970
Mecum
-

Mecum

Tras tener todos los lotes listos, estos se llevaron a la ciudad y el 7 de noviembre de 1970 hicieron acto de presencia en el Kansas City International Raceway durante el Día del Rendimiento Total que organizaban los concesionarios locales.

Una especie de trackday y día de circuito para compradores, preparadores y familias que pudieron ver a estas maravillas naranjas con los vinilos Mach 1 y el tornado Twister Special en los laterales. En aquel momento, triunfaron.

Ahora, una unidad bien conservada puede acercarse sin problemas a los 100.000 dólares de precio en el caso de la versión de 4 cilindros. Con el motor V8 han llegado a rozar los 200.000 dólares en subastas dependiendo de la preparación de serie y de si llevaba cambio manual y especificación NASCAR.

Una barbaridad por la que más de uno pagaríamos también una fortuna si la tuviésemos, claro. ¡Bólidos de esos que nunca volveremos a ver!

Ford Mustang

Ford Mustang
Ver todas las versiones

Y además

Buscador de coches