Ya no hay excusa: el Jannarelly Design-1 ahora tiene techo duro

¿Te gusta viajar en el tiempo?

Imagen de perfil de Alex Aguilar

En una época donde los fabricantes de coches tienden a darle más importancia a la conectividad multimedia que a las prestaciones de sus motores, cada día apetece más tener a mano una máquina del tiempo para poder regresar al pasado. ¿Te ocurre lo mismo? Pues olvídate de comprar un DeLorean de Regreso al futuro: aquí tienes al Jannarelly Design-1, un roadster muy auténtico que ahora se ofrece con techo duro. Todo ventajas. 

Otro roadster de los buenos: Jaguar XKSS

Presentado públicamente a comienzos del pasado verano, la obra creada por la mente de Anthony Jannarelly pronto vio recompensado el esfuerzo de su diseñador al recibir las 20 primeras reservas en un tiempo récord. Y no es para menos: además de una imagen espectacularmente retro este pequeño roadster está dotado con un bloque V6 de 3,5 litros capaz de erogar 300 CV, transmitidos al eje trasero empleando una caja de cambios manual de seis relaciones. Lo sé: ahora quieres -necesitas- comprar uno. 

Pues aún no has leído todo: gracias a la incorporación de una cúpula diseñada para dotar al coche de un techo duro, el Jannarelly Design-1 ahora puede lucir una impresionante estética coupé para multiplicar su practicidad en el día a día. ¿Qué te parece la idea? Vale, puede que usar un coche de este tipo no sea lo primero que te venga a la mente al pensar en un automóvil para sumergirte en el tráfico diario -¿has visto el listado de coches 2017 que llegan este año?- cuando vas a tu lugar de trabajo pero, ¿no es genial saber que podrías hacerlo?

Aunque no es oro todo lo que reluce: en realidad la cúpula que ves en las imágenes hace las veces también de ventanillas laterales -el modelo original no las tiene-, así que todo indica que para entrar y salir del coche habrá que montar un espectáculo de los guapos. Para deleite de todos los transeúntes que te vean hacerlo, claro. Pero no te preocupes demasiado: con una aceleración de 0 a 100 km/h en cuatro segundos, un peso de 710 kg y una velocidad punta de 217, nadie podrá verte demasiado tiempo. 

Lo sé, estás deseando saber el precio: el Jannarelly Design-1 tiene un precio base de 55.000 dólares -poco más de 50.000 euros- que puede incrementarse tanto como tú hagas lo propio con su listado de equipamiento adicional. Escúchame con atención: no es dinero...

Lecturas recomendadas