Pasar al contenido principal

Esta es la resurrección del Jaguar XKSS: ¿Ahora crees en los milagros?

No puede ser más ‘cool’. No. De ninguna manera.

El Jaguar XKSS nació con un objetivo claro: crear una versión de calle del Jaguar D-Type. Efectivamente, un carreras-cliente similar al que podría ser a día de hoy, por ejemplo, el Aston Martin Vantage GT12. Un modelo casi de carreras con un objetivo claro: poder disfrutar de la conducción más deportiva durante todos los días del año, sin tener que acercarse al circuito más cercano: el deportivo favorito de Steve McQueen, ¿hace falta decir algo más?

Te interesa: el Jaguar XJ220 recupera sus ruedas originales gracias a Pirelli y Jaguar Classic

El Jaguar XKSS iba a ser tremendamente exclusivo: se planteó una serie de 25 ejemplares, con las modificaciones necesarias para poder circular por la calle sin problema. Parabrisas, puertas, espacios para guardar una pequeña maleta de mano, pero con cambios mecánicos muy justos. Un auténtico coche de carreras para gentleman drivers. Pero su historia no siempre fue plácida. Durante la producción de los 25 ejemplares, nueve de ellos fueron completamente destruidos en un feroz incendio en la planta de Browns Lane, nueve ejemplares que iban a ser destinados a EEUU y que hicieron que la serie se quedase ‘a medias’: solamente 16 jaguar XKSS fueron vendidos.

La reciente creación del departamento Jaguar Classic ha dado una solución brillante a este proyecto. En 2014 reprodujeron un Jaguar E-Type absolutamente maravilloso, fabricado desde cero y con un precio estratosférico. Más tarde llegaría la gran noticia que hoy nos ocupa: iban a completar la serie del Jaguar XKSS, lo que significa volver a producir los nueve chasis que fueron calcinados.