Pasar al contenido principal

Jaguar I-Pace

Nota media

9

Basado en 1 pruebas
Este modelo no dispone de versiones a la venta

¿Qué versión buscas?

Año de lanzamiento: 2017

Generación actual: 2017

El Jaguar I-Pace es uno de los conceptos más atractivos visualmente jamás producidos por el fabricante británico. Aprovechando la libertad de empaque que ofrece la cada vez más creciente electrificación en vehículos, los equipos de diseño e ingeniería de Jaguar han aprovechado la oportunidad para redibujar las proporciones totales del vehículo. 

El resultado es un vehículo que combina un avanzado diseño inspirado en el deportivo concept Jaguar C-X75 con la silueta fluida de un vehículo coupé, en un SUV de cinco plazas.

El Jaguar I-Pace enarbola los últimos avances tecnológicos bajo su carrocería y el equipo de diseño de Jaguar juega la gran baza de ofrecer a los consumidores uno de los vehículos eléctricos más audaces y llamativos. Un vehículo con estas proporciones tan dinámicas sólo es posible ejerciendo un diseño que explota conscientemente cada milímetro dado por el sistema de transmisión eléctrico de última generación de Jaguar.

Con todo, este nuevo Jaguar todas las de ganar frente a sus rivales.

vista lateral jaguar i-pace

Aprovechando todas las posibilidades tecnológicas en cuanto a conducción eléctrica, el nuevo Jaguar I-Pace introduce grandes cambios en su diseño y encuentra un hueco para añadir los toques personales y la artesanía británica típicas de Jaguar.

SUV premium de aspecto deportivo

Sin un motor de combustión interna y un túnel de transmisión que equipar, el diseño del I-Pace desplaza el habitáculo hacia delante, extiende la distancia entre los ejes y acorta los voladizos. Esto permite que la silueta se vuelva más aerodinámica y desarrolle unas proporciones más potentes. 

También permite un mayor espacio interior, mejorando la visibilidad y la dinámica del vehículo. Como resultado, el perfil del Jaguar I-Pace tiene más en común con el superdeportivo C-X75 que con los SUV convencionales. 

La evidencia es clara en las proporciones de la cabina delantera, la línea de carrocería, las poderosas proporciones de la sección trasera y las grandes llantas que muestra el concepto. Y, sin embargo, las dimensiones globales del Jaguar I-Pace resultan tan compactas como los SUV de tamaño medio convencionales. 

Detalles como la larga distancia entre ejes crean un interior muy espacioso que, por lo general, sólo se encuentran en SUVs de mayor tamaño. 

vista trasera jaguar i-pace

El Jaguar I-Pace, con cinco plazas en su interior, es una clara declaración de los planes de Jaguar para el modelo de producción, con un diseño centrado en el futuro que impregna el espacioso habitáculo. También muestra la mezcla de tecnologías de vanguardia y materiales tradicionales que caracterizan la visión de Jaguar para el 'lujo eléctrico'.

El conductor y los pasajeros se posicionan más bajos que en SUVs convencionales. Esta posición de conducción, denominada 'Sports Command', proporciona una sensación de vínculo entre vehículo deportivo y la carretera.

El techo panorámico, de longitud completa, extiende el ángulo de barrido del parabrisas e inunda con luz natural el interior del Jaguar I-Pace. El cristal se integra perfectamente en el interior gracias a una estampación de cerámica con forma de rombo que une el techo con los pilares. 

Por la noche, una serie de LEDs incrustados en el techo iluminan la lámina de vidrio con motivos visuales, creando un impresionante efecto en el interior de la cabina.

vista interior jaguar i-pace

Rendimiento del futuro

El I-Pace ofrece el clásico rendimiento y respuesta al volante por el que los modelos de Jaguar son tan reconocido. Para cumplir con estos valores, el nuevo I-Pace cuenta con motores eléctricos en los ejes delantero y trasero. Juntos son capacer de entregar 400CV y 700 Nm de par, de manera instantánea.

La tracción a las cuatro ruedas brinda la capacidad de conducir bajo control bajo cualquier condición climática y terreno. La respuesta es inmediata y el sistema proporciona un control excepcional sobre la distribución del par, respondiendo de inmediato a las necesidades del conductor, las condiciones de la vía y las características del vehículo. 

La dinámica y la capacidad de respuesta del Jaguar I-Pace son mejoradas por el posicionamiento del sistema de baterías, debajo del habitáculo y entre los ejes, lo que reduce el centro de gravedad y reduce las inercias en movimiento.

Los ingenieros de Jaguar-Land Rover han diseñado y desarrollado los motores eléctricos síncronos, de imanes permanentes, logrando el diseño más compacto posible, sin perder la más mínima eficiencia y potencia.

vista delantera jaguar i-pace movimiento

La electrificación también permite una mayor comodidad: mediante la incorporación de un sistema de frenado regenerativo, en combinación con la funcionalidad del sistema 'Stop&Go', el conductor puede conducir empleando un solo pedal, sin necesidad de aplicar los frenos para detener el vehículo.

Para garantizar que los conductores puedan disfrutar y aprovechar al máximo el rendimiento del nuevo SUV de Jaguar, incluso en las peores condiciones, los beneficios de la tracción integral se mejoran con las tecnologías de tracción únicas del grupo Jaguar-Land Rover, incluyendo los sistemas 'All Surface Progress Control' (ASPC) y el 'Adaptive Surface Response' (AdSR).

Estos sistemas son referencia en su clase por su inigualable equilibrio de conducción, manejo y refinamiento.

Más de 500 kilómetros de autonomía

Para la mayoría de los clientes, el Jaguar I-Pace será el primer coche eléctrico que se adquiere. La investigación y las innovaciones de los equipos de ingeniería y diseño han reducido las barreras a la adopción de estos vehículos. 

Los motores eléctricos, baterías y sistemas de gestión ofrecen cada vez mayor rendimiento y un rango sobradamente útil para la mayoría de los viajes diarios al trabajo.

La gama de I-Pace de Jaguar será capaz de ofrecer una autonomía de más de quinientos kilómetros en el ciclo combinado europeo (NEDC) y más de 220 millas en el ciclo combinado (EPA) para el mercado norteamericano. Con un promedio diario de viaje entre 40-50 kilómetros, la mayoría de los clientes tendrán que cargar el coche sólo una vez a la semana. 

La batería se puede cargar en las estaciones públlicas de carga, una instalación de pared dedicada en el hogar, o simplemente usando las convencionales tomas de corriente domésticas.

La carga pretende ser fácil y rápida, con hasta un 80 por ciento de carga lograda en 90 minutos y el 100% en poco más de dos horas con una instalación de 50kW de potencia.

Versiones

Hemos probado 1 Jaguar I-Pace

Vídeos

Actualidad

Alternativas y otros modelos

Alternativas al Jaguar I-Pace

Servicios

Buscador de coches