Jim Farley, CEO de Ford, dice que el último GT nació de rebote: "los jefes querían un Mustang para Le Mans"

Ford GT

Los jefazos de Ford querían originalmente un Mustang de carreras para ganar la categoría GT en Le Mans en 2016, pero se vio que era imposible...

Ya conoces la historia: se acercaba el 50 aniversario de la primera victoria de Ford en Le Mans, aquel famoso triunfo de Bruce McLaren y Chris Amon en el GT40 MkII, y por supuesto la empresa quería honrar ese momento de la historia.

Como resultado, Ford y Multimatic se asociaron para construir el todopoderoso Ford GT con motor V6 biturbo, que ganó la categoría LM GTE-Pro en 2016 y que posteriormente se produciría como coche de calle.

En la actualidad, los ejemplares de ese Ford GT suelen cambiar de manos por muchos millones de dólares en las subastas, pero ¿sabías que en realidad nunca estuvo destinado a ver la luz del día?

Jim Farley, CEO de Ford, dejó caer en la reciente presentación del Mustang GTD 2025 que el plan nunca fue construir otro GT moderno, y que era el Mustang el que se suponía que iba a ganar Le Mans en 2016.

“Cuando decidimos hacer el Mustang en todo el mundo con volante a la izquierda y a la derecha para la generación anterior, sabíamos que se acercaba el 50 aniversario de la victoria en Le Mans”, contaba Farley.  

Así que “empezamos a hablar dentro de la empresa de ganar Le Mans con el Mustang. Larry Holt y Multimatic fueron la elección fácil para nosotros. Y fuimos a hablar con los organismos como IMSA, sobre lo que haría falta para que un Mustang ganara”. 

“Multimatic empezó a hacer muchas simulaciones y quedó claro que no podíamos ganar con la silueta de un Mustang. Dependeríamos demasiado del ACO y de los reguladores franceses”.

“En aquel momento decidimos dar un giro con Multimatic y la dirección técnica de Larry”, admite Farley. “Y diseñamos el Ford GT. Pero la idea original nunca fue tener un nuevo GT. Queríamos ganar Le Mans con el Mustang”.

Eso no quiere decir que el proyecto GT no acabara siendo una gran victoria para Ford. “El GT ha tenido mucho éxito”, aseguraba Farley. “Estamos muy contentos con el coche. Se ha vendido bien. Pero recordad que corrimos con el coche antes de vender el de calle. Lo que fue una hazaña en sí misma”.

Y, sin embargo, terminamos en una situación que no ha sido tan mala: ya hemos disfrutado de la existencia del GT y, ahora que las reglas cambiarán en 2024, un Mustang de carreras.

Y es que el Ford Mustang GT3 también será fabricado por Multimatic y competirá en la famosa carrera de resistencia francesa el año que viene. Queda por ver si será capaz de arrasar como el su hermano de marca…