Pasar al contenido principal

¿Por qué el Peugeot 308 GTI es un digno rival del Volkswagen Golf GTI?

Este francés no tiene miedo a nada. ¡Cuidado con sus garras!

Imagen de perfil de Rebeca Álvarez
Peugeot 308 GTI 2018

Hay varios motivos por los que el Peugeot 308 GTI es un digno rival del Volkswagen Golf GTI, aunque ambos sean dignos integrantes del segmento de los compactos deportivos. Sin embargo, el francés ha aterrizado en el mercado con un curriculum muy completo que te pondrá las cosas difíciles a la hora de tomar una decisión entre los coches de 2018.

Y es que el Peugeot 308 GTI ofrece unos rasgos diferentes, gracias en buena parte a su carrocería bicolor roja y negra, sus faros afilados y un equipamiento completo en el que no echarás en falta absolutamente nada: los asientos baquet, por ejemplo, son de serie. 

No te pierdas: La nueva arma de los Carabinieri es... ¡un Peugeot 308 GTI!

Sin embargo, lo más destacable del nuevo Peugeot 308 GTI son sus 270 CV de potencia procedentes del motor 1.6 THP, una cifra que se ha visto incrementada en 20 CV respecto a la anterior versión: un dato suficiente para dejarte clavado al asiento, como ya comprobamos en la prueba del Peugeot 308 GTI 2017

Quizá por eso mismo, el Peugeot 308 GTI 2017 fue capaz de impresionar al mismísimo Carlos Sainz, pero al que sin duda le pone las cosas difíciles es a uno de sus rivales más directos, el Volkswagen Golf GTI, que tiene que hacer frente al pequeño cohete francés con 230 CV (245 CV en su versión Performance). Además, en la aceleración, el Peugeot 308 GTI también se lleva otro ‘punto’ a favor, pues mientras que este necesita tan solo 6,1 segundos para alcanzar el 0 a 100 km/h, el Golf GTI es cinco décimas más lento. Sí, ¡es un mundo! 

A ver, seamos sinceros, no toda la emoción se mide en una línea recta… Y el Golf GTI también se ha ganado el respeto de sus rivales con un comportamiento muy digno (¿qué tal si echas un vistazo a la prueba del Volkswagen Golf GTI?). Por tanto, esto no es algo demasiado preocupante, pero sí que abre el mercado para aquellos que quieran tener más de una opción en mente a la hora de decidir ‘¿qué coche me compro?’.

 

 

Pero claro, nadie se compra un coche (o al menos no la mayoría de los mortales) sin mirar el precio. Y aquí, la diferencia es mínima pero notable… porque es cierto que el precio del Peugeot 308 GTI es algo superior: 36.550 euros (o 135 euros/CV) frente a los 36.345 euros del Volkswagen Golf. Sin embargo, merece la pena pagar esa mínima diferencia por llevarte a casa un coche más deportivo y con una buena genética heredada de la competición. 
 

Lecturas recomendadas