Pasar al contenido principal

¡Qué barbaridad! Sobreviven al accidente que desintegra su McLaren 570S

Han vuelto a nacer, no hace falta que lo juren.

Este accidente de un McLaren 570S te va a poner los pelos de punta: sucedió en Inglaterra y en las imágenes se puede ver cómo salir vivo de ahí es un verdadero milagro. El siniestro tuvo lugar en el Condado de Wilshire y parece claro que el McLaren 570S estaba demostrando su gran nivel prestacional cuando el conductor perdió el control a gran velocidad. Parece que el coche impacto brutalmente contra un poste telefónico, impactando posteriormente contra una casa y destrozando parte de la construcción.

Te interesa: Richard Hammond habla de su accidente con el Rimac

El choque tuvo que ser brutal y que los ocupantes hayan salido con vida deja claro el altísimo nivel de seguridad que tiene los superdeportivos actuales. Te recuerdo que el McLaren 570S utiliza un chasis monocasco de fibra de carbono (derivado del usado por el McLaren P1 LM) que, a buen seguro, protegió a los pasajeros tras el impacto. Algunas fuentes hablan que el coche se partió en dos, algo muy probable en este tipo de accidentes, ya que la energía es absorbida de una manera más eficaz: el habitáculo queda protegido en una célula de seguridad realmente eficaz.

 

 

Tras el impacto, el coche empezó a arder, algo que termina de poner el punto dramático al incidente: eso significa que los ocupantes debieron poder salir por sus propios medios del habitáculo. Lo dicho: ¡un auténtico milagro! Te recuerdo que el McLaren 570S es el más barato de los coches vendidos por la firma de Woking, también es el menos potente: el motor V8 de 3.8 litros y doble turbo genera 570 CV. Este deportivo es capaz de acelerar de cero a cien en 3,2 segundos y alcanzar los 328 km/h, cifras realmente serias. 

Esta vez sí que no hay ninguna duda: no se podrá hacer nada para salvar al coche, reducido a un amasijo de metal y fibra de carbono. Creo que al conductor será lo que menos le va a importar después de salir ileso de un accidente de esta gravedad.


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear