Pasar al contenido principal

¿Qué fue lo último que oyó Hammond antes del brutal accidente con el Rimac?

Los nervios a veces juegan malas pasadas...

Richard Hammond

Hace unos días conocíamos el punto de vista de Rimac sobre el accidente de Richard Hammond, y también el propio Richard Hammond ha hablado sobre el accidente brutal que sufrió a los mandos de uno de los deportivos eléctricos que más futuro parece tener. En una interesante entrevista para DriveTribe: aquí la puedes ver. Un accidente que estuvo cerca de costarle la vida y que afortunadamente solamente le costó una rodilla rota y ligeras magulladuras: viendo las imágenes del impacto y cómo se produjo, parece un milagro que saliese tan indemne: ¿cuántas vidas ha gastado ya Richard Hammond? Pero hay algo que nos preocupa más. ¿Hubo algo que propició este accidente? 

Te interesa: brutal accidente de Scott Dixon en las 500 millas de Indianápolis 

¿Qué fue lo último que oyó Hammond antes del brutal accidente con el Rimac? Pues ha salido a la luz un vídeo -como parte del primer episodio de la nueva temporada de 'The Grand Tour'- que demuestra que Clarkson y May pudieron tener parte de 'culpa' en él. Y es que en las imágenes se escucha a ambos presentadores poniendo presión a Hammond para que este fuera a por todas y consiguiera romper el récord delante de todos los espectadores croatas (y en general, de Europa del Este)...

 

 

Muchas veces, los nervios juegan malas pasados y si a esto le sumas ir al límite, el resultado puede ser dramático. Pero lo cierto es que el presentador ha sufrido otros accidentes graves, como el accidente en Mozambique o el que sufrió a bordo de un dragster que también estuvo a punto de costarle la vida. Parece que tiene siete vidas, como los gatos, y ya ha gastado unas cuantas, así que debería empezar a tener algo más de cuidado. El accidente con el Rimac One, uno de los ocho ejemplares fabricados y un coche final para la venta a clientes, fue brutal: se produjo al final de la subida de Hemberg, en Suiza. 

 

 

El presentador de The Grand Tour perdió la trasera del coche en una doble curva en la parte final de la subida, en ese momento perdió el control y saltó por los aires hasta golpear violentamente contra el césped y contra otra carretera situada justo debajo. Probablemente ese fue el momento en el que se rompió la rodilla: la parte superior se desplazó 7 mm hacia abajo por el brutal impacto. A partir de ese momento, el coche empezó a dar vueltas de campana de manera descontrolada hasta que se detuvo 110 metros más allá del punto en el que se salió, habiendo sorteado hasta tres casas. En ese momento empezó a arder, aunque afortunadamente los servicios de socorro pudieron sacar a Hammond a tiempo. ¡Por los pelos!

“Cuando el coche se descontroló tuve claro que iba a volar y que iba a ir hacia abajo. En ese momento claro que lo pensé: oh Dios, voy a morir.” Afirma el presentador en la entrevista junto a Mate Rimac, padre del superdeportivo eléctrico. El accidente también servirá a Rimac para sacar datos en claro sobre un accidente de su superdeportivo, así como intentar evitar que en el futuro el coche se incendie. 

Afortunadamente todo quedó en un gran susto y es increíble ver a Richard Hammond hablar del asunto con tanta naturalidad, como si fuese algo de lo más normal. En fin, esperamos desde aquí que no tenga que gastar las siete vidas, a este paso lleva un ritmo como para empezar a tomárselo en serio.
 

Lecturas recomendadas