Pasar al contenido principal

¿Te gustan los Lego? Entonces soñarás con fabricar tu propio Ferrari 250 GTO

¡Sí, con piezas originales de Ferrari!

deportivo clasico lujo italia replica GTE

El Ferrari 250 GTO es el coche más caro del mundo: recientemente se cambió un ejemplar de manos por más de 60 millones de euros y hay otro Ferrari 250 GTO que se subastará por 45 millones. Sin duda, es el Santo Grial de los coches clásicos, la joya más preciada de Ferrari, ¡palabras mayores! Muchos sueñan con sus líneas, aunque debido a su escasa producción, pocos pueden disfrutar de él en el garaje. ¿Qué te parece una réplica del Ferrari 250 GTO con piezas originales de Ferrari? Es lo que se acaba de poner bajo el martillo en una subasta británica.

 

 

¿Qué se ofrece en este kit para amantes del Meccano? Para esta réplica de un Ferrari 250 GTO se utilizará el chasis de un Ferrari 250 GTE de 1962, concretamente el chasis 4105GT. También se ofrece un motor de la época, un V12 de tipo 128S. Además, la estructura tubular de la carrocería, secciones de chapa para el exterior, llantas y neumáticos, frenos así como diferentes relojes y detalles para terminar de ponerlo a punto. 

Probablemente estarás sorprendido al conocer que se está realizando la réplica de un Ferrari sobre la base de otro Ferrari. ¿Pensabas que solamente se hacían réplicas del Ferrari 250 GTO sobre un Datsun? ¡Qué va! Para muchos coleccionistas, no es algo malo destripar un Ferrari más o menos mediocre, sin mucha historia, como un 250 GTE, en la réplica de un Ferrari 250 GTO, mucho más espectacular y, recuerda, con todas las piezas originales de Ferrari, que al fin y al cabo consiguen dar una mayor sensación de originalidad y de espectacularidad.

 

 

Y es que arrancar la réplica de un Ferrari y encontrar un cuatro cilindros no es lo mismo que arrancarlo y que bajo el capó sople un V12 Colombo. La lista de elementos para montar tu Ferrari 250 GTO en el garaje de casa incluye de todo, tanto a nivel estético como a nivel técnico. Carburadores, filtros de aceite, columna de la dirección, volante, asiento del conductor sin tapizar, faros, amortiguadores, barras antivuelco, radiadores, discos de freno. Todo original, todo Ferrari. Pero no del Ferrari 250 GTO 100% pata negra.

Tener un Ferrari 250 GTO es algo prácticamente imposible: debes tener tanto dinero como para comprar media ciudad y, además, tener la suerte de que alguien te lo venda. Sus dueños no suelen tener dificultados económicas. Esta réplica del Ferrari 250 GTO, con piezas Ferrari originales de la misma época que el GTO, es una gran oportunidad de terminar con algo muy parecido a la joya más preciada de Ferrari. ¿A favor o en contra de hacer algo así?

Fuente y foto: Coys

Lecturas recomendadas