Pasar al contenido principal

¿Sabías que hicieron un Toyota 2000GT cabrio?

¿Qué? ¿Que nadie te había avisado?

Toyota 2000GT Cabrio

Sí, has leído bien el título: Toyota ha llegado a fabricar un Toyota 2000GT Cabrio. Una auténtica pieza de coleccionista digna de estar en la mejor selección de clásicos, japoneses y globales. Un modelo que brillaría con luz propia en cualquier Concurso de Elegancia. Sé que ahora mismo todo el mundo está hablando del nuevo Toyota Supra, pero hay algunos vehículos que merecen un hueco en nuestra memoria, y este es sin duda uno de ellos. ¿Que cómo surgió? Espera, que te lo cuento.

La curiosa historia que hay detrás del Toyota 2000GT Cabrio

El Toyota 2000GT es uno de esos coche que han marcado la industria automovilística japonesa, bastante más joven que sus homólogos americanos y del viejo continente. Y más concretamente, fue uno de los pioneros en lo que se refiere a deportividad nipona. Eso que a día de hoy los asiáticos saben lo que hay que hacer en lo relativo a la fabricación de coches deportivos. Pero este fue de los primeros. Así que se trata de un modelo del que quedan muy pocas unidades y claro, las que hay cuestan un pastón. Sin ir más lejos, no es difícil que superen el millón de euros.

Es un coche que tampoco es demasiado conocido por los de fuera del mundillo, por lo más especializados o por los fans de la marca. Lo cual hace que su precio aumento, pues se trata de un artículo muy de nicho. Pero todavía más raras son las dos únicas unidades que se construyeron del Toyota 2000GT Cabrio, la versión descapotable de este deportivo clásico nipón. Lo normal en estos casos es pensar que se trata de un par de prototipos, o de un ricachón al que se le antojó algo más exclusivo.

Toyota 2000GT trasera

Sin embargo, la historia es mucho más sencilla. Y ojo, porque voy a decir algo que a lo mejor te hace cortocircuitar: James Bond no siempre ha conducido Aston Martin. ¿Sabes ya por dónde van los tiros? Efectivamente, el Toyota 2000GT Cabrio, o bueno, los dos que se fabricaron, fueron construidos para protagonizar una de las películas del agente secreto más famoso del mundo. Concretamente, la llamada 'Solo se vive dos veces', estrenada a mediados de la década de los '60.

¿Por qué se fabricó un Toyota 2000GT Cabrio?

Pues te vas a reír. El bueno de Sean Connery, con sus casi 1,90 m de alto, no tenía narices a meterse en la versión coupé. Sencillamente, no cabía. Así que desde Toyota decidieron hacer una variante descapotable. Y como se trata de un par de unidades muy especiales y que no estaban previstas para producción o para salir a la calle, pues ni siquiera les hizo falta la capota. Por lo demás, se trata del mismo coche que el Toyota 2000GT original, con techo duro.

Es decir, un modelo que se quería vender a Nissan durante la década de los '60. Lo mejor es que fue fabricado para ponerle las cosas difíciles a Jaguar con el mítico E-Type, y a Porsche con el 911. ¡Casi nada! Sin embargo, al final le sirvió a la propia Toyota para coger un poco de solera en cuanto a deportividad, pues Nissan prefirió optar por el venerado Datsun 240Z, el que inició una maravillosa saga de deportivos que sigue viva a día de hoy. No obstante, tan solo se comercializaron 351 ejemplares del Toyota 2000GT.

Toyota 2000GT

La razón principal es que estaba fabricado a mano y la marca nipona perdía dinero con cada unidad. Así que es normal que a día de hoy estén tan cotizados. Para terminar, en el terreno mecánico tanto el Toyota 2000GT Cabrio como el estándar están movidos por un propulsor de seis cilindros que entregaba 150 CV de potencia, y que le permitía superar los 215 km/h de velocidad máxima. Además, la caja de cambios era manual de cinco velocidades... y la propulsión trasera. ¡Quién pudiera hacerse con uno!

Y además