Pasar al contenido principal

El Audi A1 básico es… bastante espartano

Llantas de acero con tapacubos...

Imagen de perfil de Álex Morán
Audi A1 2019

Hace unos meses me hacía una pregunta que siempre ha rondado mi mente: ¿marca premium o generalista equipada al máximo? Por una cantidad de dinero similar, la diferencia de equipamiento que puede haber entre uno y otro en versiones mecánicas equivalentes puede ser apabullante. Con el configurador del nuevo Audi A1 en la mano, parece que la cosa es un poco así.

Vaya por delante que cualquier coche nuevo en su versión más básica tiene carencias, pero hay que admitir que en una marca generalista estas variantes están más cerca del low-cost que de otra cosa y que precisamente su bajo precio es su gancho pese a que se echen en falta ciertos elementos. Pero cuando el punto de partida de un modelo está por encima de los 20.000 euros, la cosa cambia un poco.

Como es lógico, el urbanita de Audi es caro (comparado con posibles rivales más terrenales), pero es algo normal dado que pertenece a una marca premium. Pero precisamente por eso mismo también se sobrentiende que al menos a priori, debería ofrecer una dotación más completa desde su versión de acceso.

El A1 Attraction (20.050 euros) es la base de la gama y seguramente sea una versión que no se venda mucho. Pero si alguien se decanta por ella tendrá que aceptar que no tenga llantas de aleación, sino unas de acero de 15 pulgadas con tapacubos, además que no tener conexión Bluetooth o consola central, contando únicamente con un radio-CD convencional.

 

 

Con esto en mente resulta más recomendable subir un peldaño hasta el Attracted, que por 400 euros más ya tiene llantas de aleación de 16 pulgadas, pantalla de 6,5 y reposabrazos, entre otros elementos.

 

Aquí tienes todos las versiones del Audi A1.

 

Lecturas recomendadas