El Audi Mesarthim F-tron es el primer coche (no oficial) nuclear

Con vía libre en Chernóbil

¿Energías alternativas? El Audi Mesarthim F-Tron quattro es el primer coche nuclear. Ahí es nada. Pero tranquilo, antes de que eches a correr a por un traje antirradiación y una máscara aislante, esto es un diseño de un artista digital que se llama Grigory Gorin.

El Mesarthim F-Tron Quattro forma parte de un futuro en el que hemos conseguido dominar la energía nuclear hasta tal punto de que nos podemos permitir el lujo de meterla en un coche para conseguir cifras de autonomía verdaderamente absurdas con una minúscula cantidad de combustible. Y es que, según los que saben de esto, solo se necesitarían un puñado de centrales en todo el mundo para mover todos los coches del planeta.

La construcción del Audi Mesarthim F-Tron Quattro está al nivel del futuro, también: el chasis monocasco está formado por medio de una impresora 3D utilizando “materiales ligeros” (Grigory no dice cuáles, así que imagínate tus favoritos), y resistentes a más no poder para ofrecer una rigidez fuera de toda duda y un peso de los más contenido y bla, bla, bla.

En cuanto a la impulsión, este Audi utiliza un reactor de fusión nuclear y unos inyectores de plasma (no sabemos si lleva condensadores de fluzo) rodeados de los generadores de vapor que son los que hacen girar la turbina que está conectada a un generador eléctrico, que es el el que envía energía a las baterías que se han instalado en el centro y los laterales.

Ojo, un dato curioso: Mesarthim es el nombre del conjunto de estrellas que componen la constelación de Aries.

Lecturas recomendadas