Pasar al contenido principal

El Batmóvil de Lego es más grande que un coche de verdad

No me digas que no quieres conducirlo.

Imagen de perfil de Noemí Alonso

El Batmóvil de Lego es la última creación de la empresa que trabaja con los bloques de construcción y, combinándolos… hace incluso coches (compruébalo aquí o aquí. Oh, y aquí también). Pero éste es muy especial, ya que ha sido realizado a tamaño real.

9 increíbles coches de LEGO que deberías tener en casa.

Como si fuera un vehículo de verdad, ha tenido hasta su presentación oficial en el Salón de Detroit -puedes ver las fotos en la galería sobre estas líneas-, en el stand de Chevrolet, encargada de darle su estilo junto a un grupo de estudiantes de Cody Rouge (una localidad al norte de Dearborn, Michigan, explican en carscoops.com). Básicamente, es una versión a tamaño natural del Batmóvil que aparece en “The Lego Batman movie”, que llegará a los cines en breve.

Mide 5,18 m de largo: más o menos, lo que un Chevrolet Tahoe, aunque es más ancho y más alto (supera los dos metros ampliamente). Aun así, sólo tiene dos plazas, por lo que es perfecto para Bruce Wayne y su pupilo o ligue. Ah, y no pesa ni un tercio de lo que cualquier SUV de Chevrolet marca en la báscula.

Sus kilos se mantienen muy contenidos porque el Batmóvil de Lego, evidentemente, está hecho de piezas de plástico: 344.187, para ser exactos, en 17 colores distintos. Se han colocado alrededor de una cuna de aluminio que representa 127 de los 768 kg totales del ‘vehículo’.

Chevrolet asegura que se han empleado 222 horas en diseñarlo y 1.833 en ensamblarlo, lo que equivaldría a tres meses de trabajo ininterrumpido: 24 horas al día, 7 días por semana. Si una persona hubiera tenido que hacerlo sola durante un horario normal, habría tardado un año entero en montar este Batmóvil. Por suerte, las instalaciones de Lego en Enfield (Connecticut), donde se ha llevado a cabo el trabajo, tienen muchos expertos en su plantilla. Aun así, no fue cosa de una noche…

No es la primera vez que Chevrolet ha contribuido en la construcción de un Batmóvil. El de Batman Returns (1989) se realizó sobre el chasis de un Impala, mientras que las versiones de Batman Forever y Batman & Robin (1995 y 1997, respectivamente) usaron un ZZ3 V8. Incluso el vehículo empleado en la trilogía más reciente del Caballero Oscuro llevaba un motor 5.7 V8 de General Motors. El primer Batmóvil, que aparecía en la serie de 1955, se basó en un Cadillac.

 

Lecturas recomendadas