Pasar al contenido principal

¿Sabes cómo debes conducir por un carril adicional?

Toma nota. Por favor.

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Atasco

¿Sabes cómo debes conducir por un carril adicional? ¿Tienes ya planeadas tus merecidas vacaciones de verano -aquí lo que debes revisar antes de marcharte-? Entonces es probable que hayas tenido en cuenta todas las variables... incluyendo los atascos. Toma buena nota de todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de enfrentarte antes de utilizarlos y asegúrate de llegar a tu destino sin correr ningún peligro. Y con los puntos del carnet intactos, también. 

 

¿Qué es un carril adicional? 

Los 7 coches para disfrutar tus vacaciones como nunca

Aunque pueda parecer algo insultantemente obvio para muchos conductores, conducir por un carril adicional no es tan frecuente en algunas zonas geográficas... y por eso en ocasiones hay quien no sabe exactamente cuál es su funcionamiento: la idea de habilitar un carril adicional es la de aumentar la fluidez de la circulación en puntos complicados de nuestra red de carreteras que, habitualmente, suelen coincidir con los tramos que rodean los centros neurálgicos del turismo más importantes. Y las grandes capitales a las que muchos volvemos cuando terminamos nuestro período de descanso -aquí unos consejos para tu vuelta de vacaciones-. 

Conducir por un carril adicional sin darse cuenta es complicado, pues, además de contar con una escrupulosa señalización vial mediante conos, señales verticales e incluso la presencia de agentes de la Guardia Civil de Tráfico -aquí los coches que son un imán para ellos-, suelen ser puntos bastante delicados desde el punto de vista de la congestión de la circulación: tanto la ampliación del área de tránsito como el regreso de los vehículos desviados al carril original suelen convertirse en zonas delicadas que, en cualquier caso, siempre quedan compensadas con el alivio que producen los tramos habilitados. 

 

 

Cómo conducir por un carril adicional: en autopista y autovía

Los carriles adicionales articulados en una vía rápida se denominan ‘de sentido contrario’ y, en esencia, consisten en hacer más fluido el tráfico de uno de los sentidos de la carretera mediante la desviación de una parte de éste por uno de los carriles contrarios. El paso habitualmente se habilita a través de una apertura en la mediana que separa ambas calzadas y está claramente señalizado y controlado por efectivos de la Guardia Civil de Tráfico. La delimitación del carril se establece a través de una barrera de conos que en ningún caso puede traspasarse y, una vez dentro del mismo, los vehículos habilitados para usarlo -turismos sin remolque y motocicletas exclusivamente- habrán de hacerlo con las luces de cruce encendidas y a una velocidad de entre 60 y 80 km/h. Siempre. 

 

Circular por un carril adicional: ¿y en carreteras secundarias? 

Para circular por un carril adicional habilitado en una vía secundaria tienes que atender a las mismas indicaciones dadas para el caso de las autopistas y autovías, aunque en este caso no existen restricciones de circulación para ningún vehículo. La ampliación de la circulación se lleva a cabo mediante el uso de los arcenes de la calzada para poder ampliar el número de carriles de un sentido, aliviando así la congestión y delimitando, nuevamente, la separación entre los usuarios a través de una barrera de conos que no puede ser traspasada en ningún caso. 

¿Te ha parecido difícil? ¿No, verdad? Conducir por un carril adicional es realmente sencillo... y enfrentarte a ello no debería suponer ningún reto. Salvo que seas un ‘pisapedales’, claro. 

 

VÍDEO: ¿cómo debes actuar si te da el alto la Guardia Civil de Tráfico?

 

¿Buscas coche nuevo para las vacaciones? Aquí tienes todo el mercado

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear