Pasar al contenido principal

Circular en moto sin casco legalmente según la DGT es posible, pero solo en estos casos

Casco de moto

El casco para los motoristas es una medida de seguridad que salva vidas, pero existen situaciones muy específicas en las que pueden estar exentos de llevarlo puesto.

El casco previene el 44% de las lesiones en la cabeza ante un accidente en moto. Su uso es esencial en todo tipo de carreteras y aunque se circule a una velocidad reducida. Junto al cinturón de seguridad en los coches, el casco es una medida de protección frente accidente que la DGT siempre está recordando a los conductores y pasajeros.

La ley es muy clara al respecto, si se viaja en moto, debemos llevar el casco puesto y correctamente ajustado, el 20% de los cascos salen despedidos debido a la elección de tallas inadecuadas o a no encontrarse bien abrochados. No obstante, hay situaciones muy puntuales en las que el casco puede no utilizarse sin riesgo a una multa, aunque evitar una sanción no debería ser la principal razón para usarlo.

La DGT explicaba en un blog la obligatoriedad de usar el casco: "Todos los conductores y pasajeros de motocicletas y ciclomotores tienen que utilizar en cualquier tipo de vía un casco homologado. Estarán exentos de utilizarlo cuando tengan estructura de autoprotección, cinturones de seguridad y así conste en su tarjeta ITV". 

Por otro lado, el artículo 119 del Reglamento General de Circulación, aprobado por R.D. 1428/2003, indica las siguientes situaciones:

  • Al circular marcha atrás y aparcando: "Los conductores al efectuar la maniobra de marcha atrás o de estacionamiento"
  • Cuando tengan otras medidas de seguridad: "Si las motocicletas, los vehículos de tres ruedas o los cuadriciclos y los ciclomotores cuentan con estructuras de autoprotección y están dotados de cinturones de seguridad". Debe estar indicado en la tarjeta de inspección técnica y están obligados a usar ese cinturón en todas las vías.
  • Por indicación médica: "Las personas provistas de un certificado de exención por razones médicas graves o discapacitadas". Dentro de la UE valen los certificados y deben presentarse cuando un agente lo solicite. 

En este artículo también se indican las excepciones en las que conductores y pasajeros de otros tipos de vehículos no están obligados a llevar el cinturón de seguridad, como los conductores y pasajeros de servicios de emergencias o las embarazadas. 

La multa por no usar casco o no llevar uno homologado puede alcanzar los 200 euros de sanción. Además, según la nueva normativa de 2021, al conductor multado se le retirarán hasta 4 puntos del carnet. No hay que olvidar que una multa es un leve precio, comparado con la gravedad que puede suponer sufrir un accidente sin el casco y otras medidas de seguridad.

Más:

Motos

Buscador de coches

Y además