Pasar al contenido principal

Así es el nuevo SUV de Citroën: C5 Aircross

SUV. Citroën. Y mola...

Imagen de perfil de Alex Aguilar

Dale la bienvenida al Citroën C5 Aircross, la nueva apuesta de la firma de los dos chevrones para intentar ganar aún más mercado en el segmento de los todocamino y que hará su debut oficial en el Salón de Shanghái, junto a otras novedades tan interesantes como el Audi e-Tron Sportback Crossover

Claramente inspirado en el Aircross Concept presentado en el mismo salón hace exactamente dos años, el nuevo SUV de Citroën luce una imagen realmente robusta y musculosa sin perder ni un ápice del lenguaje de diseño que ha inspirado los últimos lanzamientos de la marca, como el de sus hermanos pequeños el C4 Cactus -aquí tienes nuestra prueba- y el Citroën C3 2016 -que parece que también tendrá versión todocamino con el C-Aircross Concept-. Con una líneas generales que apuestan por la horizontalidad rematadas con unas ópticas LED, aletines, los nuevos Airbump y unas generosas llantas de entre 17 y 19 pulgadas en toda la gama, el modelo francés del segmento C parece llamado a convertirse en un duro rival para titanes tan asentados en el mercado como el Nissan Qashqai 2017, el Kia Sportage o el esperadísimo Seat Ateca

Échale un vistazo a esto: los mejores Citroën de la Historia

Su habitáculo está diseñado con el objetivo de garantizar el mayor confort de marcha posible y, gracias a una batalla de 2,73 metros que se alía con el empleo de los mejores materiales disponibles, es capaz de dar a sus pasajeros una sensación de espacio y calidad realmente sorprendentes dadas sus cotas exteriores: 4,50 de largo, 1,84 de ancho y 1,67 de alto. Con un maletero de 482 litros. La limpieza de sus líneas maestras internas y una dotación tecnológica a la altura compuesta por un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y una pantalla central de 8 con Citroën Connect Nav -compatible con sistemas de conectividad como Apple CarPlay- le confieren además un marcado carácter tecnológico dispuesto a satisfacer las demandas de sus clientes más exigentes. 

Prueba del Citroën C5 Aircross

Pero la mejor parte viene en su apartado dinámico: además de estar dotado de sistemas para la conducción fuera del asfalto como el Grip Control o el HADC -un control de descenso-, el nuevo SUV de Citroën cuenta con un revolucionario sistema de suspensión fiel a la tradición de la marca asociado a sus nuevos amortiguadores progresivos hidráulicos. Esta nueva solución compuesta por un conjunto de muelle y amortiguador con unos topes hidráulicos en lugar de mecánicos permite una mejor desenvoltura del conjunto gracias a la ausencia de límites indeformables presentes en otros esquemas de la competencia. Ahora los pasajeros del vehículo nunca notarán cómo la suspensión llega al final de su recorrido de un modo tosco y seco, pues el nuevo diseño de sus elementos permite que ese golpe sea mucho más suave y absorbido por ellos.

Te gusta, ¿eh? Por el momento el Citroën C5 Aircross llegará en el mes de octubre de 2017 sólo al mercado chino, aunque la marca prevé lanzarlo en Europa durante la segunda mitad de 2018. En principio su oferta mecánica estará compuesta por bloques de gasolina con potencias comprendidas entre los 165 y los 200 CV asociados a una caja automática de seis relaciones, a las que se unirá en el futuro otra híbrida con dos motores eléctricos capaces de desarrollar 300 CV transmitidos al suelo a través de las cuatro ruedas y que será conocida como Plug-In Hybrid PHEV e-AWD. 

Lecturas recomendadas