Pasar al contenido principal

5 coches que llegarán en 2018 y que enamorarán a pocos

Coches que generan muchas dudas. De primeras.

Rolls Royce Cullinan

La lista de los coches de 2018 es prometedora: durante este año que acaba de empezar veremos coches tan interesantes como la resurrección del BMW Serie 8, la llegada a los concesionarios del Lamborghini Urus o el Audi A7 2018 o el lanzamiento de muchos coches eléctricos, bien en forma de prototipo o bien en forma de vehículo final de producción, que prometen revolucionar la industria. No obstante, también hay algunos coches que llegarán en 2018 que enamorarán a pocos. O que al menos llegan con una gran incógnita bajo el brazo. Aquí los tienes:

 

Rolls-Royce Cullinan

 

 

Los ‘lores’ británicos talibanes de Rolls-Royce empiezan el nuevo año temblando de miedo. El 2018 será el año de la presentación del Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de la marca británica y un coche que promete generar muchos sustos. Probablemente será una auténtica pasada, pero solamente el concepto de SUV y Rolls-Royce echa para atrás, irremediablemente. Veremos finalmente cómo lo terminan estéticamente, pero viendo las primeras imágenes, parece que será un ‘mazacote’ de considerables dimensiones, una caja de zapatos gigante que no termino de ver cómo encajará en el espíritu Rolls-Royce de puro lujo y máxima elegancia. ¡Veremos! Pero seguro que muchos lo odiarán.

 

Suzuki Vitara 2018

 

 

El Suzuki Vitara 2018 ya ha sido cazado y podemos ver cómo los cambios prometen ser demasiado blandos: cuatro pinceladas aquí y allá. Es cierto que apenas hace tres años desde su lanzamiento y queda por ver lo que harán con su imagen, pero parece que los cambios serán tan nimios que no le hará mejorar muchos enteros. Un SUV de tamaño compacto que se queda un poco en tierra de nadie y que parece que seguirá estando ahí durante el 2018 y los años venideros.

 

Skoda Kodiaq RS

 

Skoda Kodiaq RS , ¡nos lo han confirmado!

 

El Skoda Kodiaq es uno de los SUV más interesantes del mercado, especialmente si optas por la versión con siete plazas. Ahora bien, es un coche que no está pensado para ser un deportivo, en ningún caso, jamás. Su puesta a punto, a nivel dinámico, está lejos del Seat Ateca y otros SUV compactos y su objetivo simplemente es ser un buen coche para viajar con toda la familia a cuestas. ¿Una versión RS con motor diésel de apenas 190 CV? ¿Pero qué clase de broma es esta? Ojo porque una versión así, puede ser muy contraproducente, tanto para la imagen de la gama RS de Skoda como para un modelo jamás concebido para entrar en un circuito.

 

Citroën C4 Cactus 2018

 

 

¿A qué juega Citroën? A veces las marcas parecen estar más perdidas que los propios clientes buscando coche nuevo. Veamos: el Citroën C4 Cactus era un SUV-B gracioso, con un diseño diferente y con personalidad, también puertas adentro, motores muy eficientes y un coste bastante interesante. Elementos como los ‘air bump’ le daban una personalidad propia. Pues bien, en 2018 llegará a los concesionarios su evolución y ahora ya no queda claro si será SUV, compacto, crossover o qué narices es. Pierde los ‘air bump’ y su diseño es mas ‘convencional’, perdiendo toda la gracia que le podía quedar. Teniendo ya el Citroën C3 y el Citroën C4, no entiendo nada.

 

Mercedes CLS 2018

 

 

Debo decir que lo he puesto el último porque no creo que esté al mismo nivel que el resto. No obstante, personalmente el Mercedes CLS 2018 ha sido un poco decepcionante: su diseño, especialmente en la zaga, no me parece del todo interesante. Ese toque triangular, tanto delante como detrás, no me termina de convencer, mientras que el interior es exactamente el mismo que el del Mercedes Clase E Coupé. ¿Os acordáis de la primera generación del Mercedes CLS? Eso sí que era personalidad, elegancia y porte. Veremos cómo lo acepta el mercado, pero de primeras, el Audi A7 2018 parece que le puede aguar la fiesta.


 

Lecturas recomendadas

Lo último en Top Gear