Pasar al contenido principal

Un conductor drogado sufre un pinchazo y lo intenta arreglar con tiritas

Pinchazo
Un conductor que conducía bajo los efectos de las drogas ha sido detenido en su ciudad de origen después de que la policía le sorprendiese tratando de arreglar un pinchazo de su coche ¡con tiritas!

Si bebes o te drogas, que ya es malo para la salud de por sí, al menos no cojas el coche. Por ti y por la salud de los que te rodean. Recuerda que, además, puedes tener problemas con la justicia. Y si no que se lo pregunten a un joven de 26 años que ha sufrido una de las detenciones más extrañas que se recuerdan. Sufrió un pinchazo, y las sustancias que había consumido le llevaron a pensar que podía arreglarlo con tiritas. Sí, con tiritas.

El suceso ha tenido lugar en la localidad de Mission Viejo, en California. El joven de 26 años se detuvo en el lateral de la carretera alrededor de las 6 de la mañana para tratar de arreglar el desperfecto. La aparición de la policía no fue casual, ya que los vecinos del lugar denunciaron poco antes que había un vehículo conduciendo de forma errática. Al verle parado en el arcén, los agentes no tuvieron dudas de que se trataba del protagonista de las extrañas maniobras.

Pinchazo

La sorpresa de los policías al llegar fue que el chaval, en lugar de utilizar el kit antipinchazos o llamar al seguro, había sacado el kit de primeros auxilios con las tiritas y alguna gasa con la que también intentó arreglar en desaguisado. Éste, por cierto, tiene toda la pinta de haberse producido tras colisionar con un bordillo, pues el destrozo del neumático es evidente, tal y como se puede ver en las fotografías que acompañan estas líneas, publicadas por la propia policía de la ciudad californiana en su cuenta de Facebook.

 

Tras hacerle las pertinentes pruebas, el joven conductor dio positivo por drogas, algo que en California está exactamente igual penado que hacerlo con alcohol en el cuerpo. Ahora queda en manos de las autoridades determinar la sanción que se le pone, que puede ir desde una multa de 1.000 dólares hasta una pena de seis meses de cárcel. Eso si no es reincidente, porque si lo es la pena de cárcel se alarga hasta el año y, además, pagaría los 1.000 dólares. También se expone a perder el carnet de conducir dos años.

 

Buscador de coches

Y además