Crea un Nissan GT-R a partir de un Celica

La intención es lo que cuenta. Bueno, o algo así...

Nissan GT-R fake

A simple vista puede parecer un Nissan GT-R tuneado, pero tiene trampa, porque no se trata más que de una réplica construida a partir de un Toyota Celica, una vieja gloria que tampoco se merecía que le hicieran esto.

 

Un dron contra un Nissan GT-R. ¡¿En qué mundo vivimos?! 

 

Probablemente, su propietario no pensó en vender su viejo coche, ahorrar dinero y optar por un Nissan GT-R de segunda mano… Así que en su lugar, decidió ser un poco más ‘original’ y fabricar su propia réplica del Nissan GT-R con partes heredadas de ‘Godzilla’: a simple vista, faros delanteros y traseros.

Vale, si lo miras de lejos, en la distancia, quizá pueda parecer un Nissan GT-R con un kit de carrocería radical, pero el caso es que tampoco mantiene las proporciones, como se puede ver en las fotos publicadas.

No te pierdas: ¿Sabes cuánto piden por una réplica (vomitiva) de un Bugatti Veyron?

¿Se merece este Nissan GT-R con trampa ser llamado réplica? Es realmente malo… Quizá si no hubieran exagerado tanto el trabajo exterior incluso lo pasaríamos como algo aceptable, pero no podemos darle más que un aprobado. Pobre muchacho, al menos lo ha intentado…

No es el único intento que vemos, ya sabemos que el mundo de las réplicas nos sorprende a menudo con creaciones dignas de cualquier película de terror. Seguro que este acuerdas del BMW M3 tuneado más lamentable… ¿No? No te preocupes. Aquí estamos nosotros para recordártelo. A lo mejor se podían haber entretenido en su tiempo libre con este Nissan GT-R Nismo de Lego... 

 

Fotos: TX2K (Facebook) 

Lecturas recomendadas